Actualizado 07/07/2015 15:24 CET

Las cálidas playas egipcias del Mar Rojo, atractivo destino vacacional

Actividades en  Taba (Egipto)
TURISMO DE EGIPTO
Playa Egipto Buceo Dahab (Egipto) Playa Nuweiba (Egipto) Playa Taba Playa Egipto Nuweiba (Egipto) Buceo Egipto Falucas rio Nilo

Por Sandra Blasco

Miles de turistas al año son atraídos por las tibias playas de Egipto, destinos ideales para practicar deportes como el submarinismo. Y es que a lo largo de la península del Sinaí, a orillas del Mar Rojo, se extienden numerosos enclaves turísticos playeros.

Situado en el extremo nordeste de África, Egipto es uno de los países del mundo que recibe un mayor número de turistas. Presente en la mayoría de las programaciones de los touroperadores españoles, sus atractivos turísticos son numerosos: El Cairo, Luxor, Asuán, Hurgada, Abu Simbel y Sharm el Sheik, entre otros. Además, se realizan cruceros por el Nilo y la zona del Mar Rojo es un enclave perfecto para el submarinismo.

El destino turístico playero más conocido, Sharm el-Sheik, se divide entre las bahías de Na'ama y de Sharm al-Maya y ofrece a sus visitantes aguas cristalinas, playas de arena rojiza y una gran variedad de peces exóticos y bellos arrecifes.

Es ideal para practicar el buceo o el snorkelling, destacando diversos puntos de inmersión: el 'Gran Cañón', Los Refugios, la Bahía del Tiburón, el Arrecife de Jackson, Ras um Sid, La torre, El jardín de la Anguila o el Arrecife de Gordon.

Al norte de Sharm el-Sheik se encuentra Dahab, una pequeña población costera que ha ido cobrando relevancia en el turismo de sol y arena al otorgar la posibilidad de practicar la inmersión, el snorkelling, el windsurf y el surf.

Ya en la zona norte de la península se pueden recorrer las playas de arenas blancas, muy limpias y con palmeras en la orilla de Al-Arish, el principal núcleo de población de la zona.

Otro de los puntos clave es Hurghada, población de origen pescador. Situada en el centro de la costa africana del Mar Rojo egipcio, cuenta con innumerables arrecifes que la convierten en uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona.

La biodiversidad y vitalidad del fondo marino que se esconde bajo la superficie de aguas turquesas conforman uno de los jardines submarinos más bellos para los visitantes interesados en sumergirse. Se pueden observar decenas de especies de corales y algas, así como peces de todos los tamaños y de vivaces colores, que no se asustan ante la presencia de los buceadores.

GRANDES ARRECIFES DE CORAL.

Completan el viaje los dieciséis kilómetros de longitud de las playas del golfo de Aqaba, repletas de arrecifes coralinos que completan un paisaje perfecto para nadar, tomar el sol y bucear hasta llegar a los dos mil metros de profundidad que alcanzan algunos de sus puntos de inmersión.

No se pueden dejar de visitar las paradisíacas playas de Taba, ciudad balneario situada a la cabeza del golfo y repleta de complejos turísticos, que contrastan con sus complejos montañosos. La zona reúne actividades tan dispares como el golf, el esquí acuático, la pesca, excursiones por el mar y las visitas a los campamentos de beduinos en el desierto del Sinaí.

En la costa sur del Sinaí, a unos 70 kilómetros de Taba, aparecen las playas de Nuweiba, las predilectas de los turistas que buscan unas vacaciones únicas. Allí el turismo de playa se puede completar con actividades culturales; al norte de la localidad se encuentra Tarabin, con una gran plantación de palmeras y las ruinas de una fortaleza turca.

Por último destaca la reserva natural de Ras Abu Gallum que, con su particular biosfera, compuesta por más de ciento cincuenta especies, se convierte en uno de los entornos marítimos con más encanto de Egipto.

Para leer más