6 destinos para aprovechar el puente de mayo

Actualizado 26/04/2016 17:18:12 CET
Destinos Puente de mayo
EUROPA PRESS

   MADRID, 26 Abr. (EPTURISMO) -

   El esperado puente de mayo está cada vez más cerca y seguro que muchos están deseando que llegue para tomarse unos dias de descanso, olvidarse de la rutina diaria y disfrutar en compañía de las familias o amigos.

   Qué mejor manera de aprovechar estos días de vacaciones que viajar por el mundo y conocer lugares nuevos. Son muchas las opciones que podemos escoger para el puente, como destinos nacionales, internaciones, destinos históricos, románticos o gastronómicos. Pero cada vez queda menos tiempo para la planificación de un viaje. Por eso, desde EPTURISMO ofrecemos algunas ideas para que podáis preparar esa pequeña escapada tan deseada y aprovechar estos cuatro días al máximo.

1. LONDRES:

   Con motivo del 90 cumpleaños de la reina Isabel II, ¿por qué no realizar una escapada a Londres? Además, debido a la cercanía con España y al bajo coste de los vuelos, esta ciudad se ha convertido en uno de los destinos preferidos por los españoles para realizar pequeños viajes.

   Londres es uno de los lugares más visitados del mundo por su carácter moderno y cosmopolita. Es una ciudad única y especial llena de color, diversión y cultura que enamora y sorprende a todo el mundo que la visita.

   Te ofrece cientos de actividades y visitas diferentes, desde pasar una tarde de compras glamurosas por Oxford Street o encontrar las mejores gangas por Camdem Town o el mercado de Portobello hasta visitar los museos que hay en la ciudad como el famoso Museo Británico o la National Gallery.

   Por supuesto, tampoco te puedes olvidar de disfrutar de sus lugares más turísticos y conocidos. Podríamos hacer una extensa lista de todos ellos, pero algunos de los que podemos destacar son la Abadía de Westminster, famosa por sus bodas reales, la Torre de Londres, el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la Familia Real, el grandioso Big Ben, el Tower Bridge, el Big Ben, desde donde podrás difrutar de unas maravillosas vistas, Picadilly Circus o su parque más natural y conocido, el Hyde Park.

   En Londres, también podrás disfrutar de una gastronomía muy diferente como de su famoso fish and chips o su típico 'té de las cinco'.

2. PARÍS:

   Si quieres disfrutar el puente de mayo de una forma de lo más romántica no dudes en preparar una escapada a París.

   Francia es el país vecino, por lo que es ideal para hacer un viaje rápido. Además, los vuelos son baratos, perfectos para todos aquellos que no quieran salirse mucho del presupuesto.

   París es una ciudad especial que no deja indiferente a nadie en la que podrás disfrutar al máximo del turismo. Sus monumentos, plazas y calles te transmitirán una sensación única que no podrás olvidar jamás.

   Esta ciudad ofrece innumerables lugares para visitar y rincones para perderse, pero ahora, queremos destacar algunos de los más imprescindibles: no puedes dejar de visitar la Torre Eiffel y subirte a lo más alto para disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad. Otro lugar de interés es la visita a la Catedral de Notre Dame, el Arco del Triunfo, el Barrio Latino o el conocido como 'El Barrio de los Pintores', Montmartre. Y si quieres disfrutar de su rincón más natural, no dudes en dar un largo y placentero paseo a través de sus Campos Elíseos.

   ¿Y qué se puede comer en París? La gastronomía francesa es muy amplia y es conocida por ser una de las mejores del mundo, así que, otra de las atracciones de esta ciudad son la degustación de sus platos más típicos. El foie, sus quesos o el ratatouille para comenzar y sus mayores delicias, la repostería, entre las que destacan sus croissants o sus famosísimos crepes.

3. BUDAPEST:

   Es una de las ciudades más baratas para viajar en este puente de mayo, tanto por los hoteles como por los vuelos. Por eso, no debes desaprovechar esta oportunidad para conocer una ciudad única que, sin duda, te sorprenderá.

   Esta formada por dos grandes zonas separadas por el Danubio, Buda y Pest. Buda, conocida como la antigua sede real y zona residencial más elegante, y Pest, que se alza como el corazón económico y comercial de la ciudad.

   No es una ciudad que en un primer momento impresione, pero lo que la diferencia es la capacidad de ver más allá y descubrir la esencia que se esconde tras las fachadas de sus edificios.

   Algunos de los lugares para disfrutar de Budapest son Váci Utca, la calle más importante de la ciudad y donde podrás aprovechar para hacer algunas compras, el Parlamento de Budapest, el edificio más representativo, el Puente de las Cadenas, el más conocido y antiguo de todo el Danubio, el Palacio de Buda o el Bastión de Pescadores y la Ciudadela de Budapest, ambos lugares perfectos para disfrutar de unas bonitas vistas de toda la ciudad. Y si quieres relajarte, no puedes dejar de acudir a alguno de los muchos spas que se encuentran en la ciudad. Los más conocidos son el Balneario Gellert y el Balneario Széchenyi, el más grande de toda Europa.

   Por último, no puede faltar la gastronomía, ¿cuál es la comida más típica de Budapest? La carne es el ingrediente que más abunda en los platos de esta ciudad, además de la cebolla y de su especia más conocida, paprika. El plato más común de Hungría es el goulash, una especie de sopa que consta de carne, verduras y paprika, o el pollo paprika, entre otros. En cuanto al dulce, se puede destacar el Kürtöskalács, una pasta hecha a base de levadura y con forma de chimenea, o el Mákos rétes, unos pasteles de hojaldre rellenos de requesón, manzana, cerezas o ciruelas.

4. LANZAROTE:

   Y pasamos ahora al territorio nacional, concretamente a las Islas Canarias, ideales para disfrutar de unos días de playa y de descanso absoluto.

   Lanzarote no es una de las islas más grandes de Canarias, tan solo cuenta con 800 kilómetros cuadrados de superficie, pero su aspecto oriental y la diversidad de sus paisajes no te dejarán indiferente. Al lado de sus paisajes volcánicos, se encuentran playas con aguas totalmente cristalinas para que puedas disfrutar de un baño de lo más agradable.

   Además de playa, Lanzarote ofrece una gran diversidad de lugares para visitar y disfrutar de sus paisajes. Por ejemplo, el Parque Nacional de Timanfaya. Todo el parque es de origen volcánico y en él se pueden observar una gran variedad de fenómenos geológicos así como una gran diversidad de especies vegetales. También destacan el conocido como Jameos del Agua, uno de los sistemas de cuevas más interesantes del mundo, la casa de César Manrique, el Jardín de Cactus o alguna de las muchas plantaciones de aloe vera que se extienden por todo el territorio.

   En cuanto a los platos más típicos que se pueden degustar en Lanzarote se encuentran las 'papas arrugás' con el famoso mojo picón, tanto verde como rojo, el gofio o su gran variedad de quesos de cabra.

5. TOLEDO:

   A escasos 70 kilómetros de la ciudad de Madrid se encuentra la llamada 'ciudad de las tres culturas', Toledo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Toledo alberga maravillosos monumentos de las culturas musulmana, judía y cristiana.

   Perderse por sus estrechas calles, plazas y jardines la convierten en una ciudad única y perfecta para realizar una pequeña escapada que no podrás olvidar.

   Una buena forma de comenzar la visita en esta ciudad mágica es entrando por la Puerta de la Bisagra para subir por una pequeña callejuela que lleva hasta la antigua entrada de la ciudad en la época musulmana. Una vez dentro de la ciudad amurallada, las alternativas son múltiples.

   Algunas de las opciones es acercarte hasta la Plaza de Zocodover, una de las principales de la ciudad, hacer una visita a la grandiosa Catedral de Toledo o subir hasta los miradores del campanario de la Iglesia de los Jesuítas, desde donde podrás disfrutar de una excelente vista panorámica de la ciudad. Y si eres un amante de la pintura y del arte, no puedes dejar pasar por alto la visita a la casa y museo del Greco o a la Iglesia de Santo Tomé, donde se expone el cuadro más famoso de este artista, 'El Entierro del Conde de Orgaz'.

    En Toledo tampoco podemos olvidarnos de su gastronomía puesto que ofrece una gran variedad de platos deliciosos con los que complacer tu paladar. Las migas, que son uno de sus platos más típicos, las carcamusas, un guiso realizado con carne y tomate, o una de sus más deliciosas tapas, las bombas de patata rellenas de carne. Para terminar, no puedes olvidarte de su dulce más típico, el mazapán.

6. BARCELONA:

   Barcelona es una de las ciudades más importantes de España, así que, ¿por qué no disfrutar de estos días de vacaciones en este lugar?

   Barcelona es una ciudad cosmopolita que posee una importante oferta cultural para hacer disfrutar al máximo a todo aquel que la visita. Además, todo ello se combina con sus agradables playas, perfectas para relajarte tras un día turístico por la ciudad.

   En Barcelona podrás disfrutar de una gran cantidad de actividades. Como no, es imprescindible hacer una visita a La Sagrada Familia, la obra más importante de Antonio Gaudí y, siguiendo con las obras de este artista, merece la pena acercarse hasta el Parque Güell o la Casa Batlló. Otras visitas obligatorias en este recorrido por la ciudad son la Catedral de Barcelona, la Basílica de Santa María del Mar, las famosísimas Ramblas o el Mercado de 'La Boquería', una de sus principales atracciones turísticas.

   Y por último, ¿qué se puede comer en esta gran ciudad? En Barcelona, la gastronomía es bastante amplia y se pueden degustar platos tan típicos como la salsa alioli, el pan con tomate, las cocas, la butifarra, la escalivada o los calçots, que se acompañan con la deliciosa salsa romesco. Y tras disfrutar de todos estos platos, no puede faltar tampoco su postre más conocido, la crema catalana.