Publicado 16/11/2015 14:27CET

Francia reabre museos aunque la Torre Eiffel permanece cerrada

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los atentados en París han golpeado a uno de los centros neurálgicos del turismo mundial, y aunque se teme un descenso de visitantes debido al temor ante nuevos atentados, la capital francesa busca volver a la normalidad cuanto antes y desde el Ministerio de Cultura francés ya se ha anunciado la apertura de algunos de sus museos y puntos culturales más importantes, aunque otros como la Torre Eiffel permanecen cerrados.

Los ataques terroristas que dejaron 132 muertos en la capital francesa están afectando de forma importante a la actividad turística de decenas de miles de visitantes de la capital francesa que cada año recibe más de 32 millones de turistas.

"En estos momentos trágicos que atraviesa Francia, la cultura es más que nunca un lugar simbólico de descubrimiento de uno mismo y de los otros, de reunión y de intercambio", ha firmado la ministra de Cultura francesa, Fleur Pellerin, quién anunció la apertura a partir de este lunes a las 13:00 horas de algunas de las instituciones culturales públicas de Francia.

Según la página oficial de la Oficina de Turismo de París únicamente se abrirán el Centro Pompidou, la Conciergerie, el Grand Palais, los Invalidos, el Museo de la Arquitectura, el Museo Delacroix, el Museo Guimet, el Museo del Louvre, el Museo de Luxemburgo, el Museo de la Marina, el Museo de la Orangerie, así como el Pantheon. La información de la página oficial indica que el Zoo de Vincennes permanecerá cerrado hasta el martes al igual que el Aquarium de París.

LA TORRE EIFFEL PERMANECE CERRADA.

De momento se mantiene cerrada la Torre Eiffel, uno de los principales símbolos de la ciudad que permanece cerrada desde el sábado por motivos de seguridad y luto por las víctimas. La cola que a menudo esperan los turistas durante horas se encuentra ahora vacía y un grupo de militares custodia la zona.

También permanecieron cerrados durante el fin de semana monumentos, museos y edificios públicos que estaban protegidos por soldados uniformados tras uno de los atentados más violentos y sanguinarios de la historia.

El Palacio de Versalles, el Museo del Louvre y el de Quai D'orsay también cerraron sus puertas. Sin embargo los barcos que recorren el Sena, así como los transporte públicos se mantuvieron operativos salvo las estaciones directamente afectadas por los atentados yihadistas.

Los teatros también anunciaron la cancelación de numerosos espectáculos durante el fin de semana en señal de duelo.

DISNEYLAND CIERRA LA MAGIA EN SEÑAL DE LUTO.

El parque Disneyland Paris también se unió a los tres días de duelo nacional en Francia y anunció el cierre de sus puertas hasta el miércoles 18 de noviembre. La infraestructura hotelera y la zona del Disney Village permaneció operativa durante estos días.

La empresa decidió no abrir sus parques en apoyo a la comunidad y a las víctimas de estos atroces ataques. "En nombre de todos nuestros empleados de Disneyland Paris y de toda Francia, nuestros corazones están con las víctimas inocentes de este horrible ataque terrorista", afirmó en un comunicado el consejero delegado de Walt Disney Company, Bob Iger.

También este fin de semana cadenas hoteleras como Room Mate ofrecieron habitaciones disponibles para todo aquel que lo necesitara y se mostró dispuesta a ayudar en todo lo que estuviera "en su mano" en solidaridad con el pueblo francés.

El portal de escapadas temáticas Weekendesk ha decidido solidarizarse con sus clientes y a través de un comunicado de su consejero delegado Laurent Salanié se ofrece la posibilidad de posponer o anular la estancia en Disneyland o en París los próximos días. Incluso se permite la posibilidad de reembolsar la totalidad de la estancia incluso a última hora.

París vuelve lentamente a la normalidad aunque ante esta situación muchos turistas han decidido adelantar su vuelta a sus países de origen aunque otros se mantienen en el país porque consideran que la probabilidad de que los atentados se repitan son remotas. A lo largo del año 2015, las autoridades francesas han detenido a 370 personas por supuestos vínculos con el yihadismo.

Los que quieren salir el país recuerdan que son ya varias las tragedias ocurridas en los últimos doce meses. El pasado mes de enero un comando vinculado a Al Qaeda asaltó la reacción el semanario satírico 'Charlie Hebdo' causando once víctimas mortales. Además en los días posteriores se repitieron ataques contra una agente de policía y un supermercado judío.

También este verano en un tren de alta velocidad que viajaba de Ámsterdam a París, el marroquí Ayoub El-Khazzani protagonizó una nueva tentativa de ataque. Llevaba un kalashnikov, nueve cargadores, una pistola automática y un cúter, pero tres pasajeros estadounidenses y uno británico lograron reducirle en un acto de heroísmo.

Estos hechos podrían estar detrás del descenso de turistas registrado durante el primer semestre del año en el que París registró una caída de casi el 2% en sus pernoctaciones hoteleras que alcanzaron los 7,5 millones.

MAYOR CONTROL DE FRONTERAS.

Aunque durante el fin de semana se vivieron retrasos en los principales aeropuertos franceses debidos al aumento de precauciones para evitar atentados, en estos momentos el tránsito aéreo funciona con total normalidad.

Lógicamente se ha detectado una mayor control en los controles de las fronteras y mayor presencia policial debido también en parte a la cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático que tiene previsto celebrarse en la capital francesa el 30 de noviembre.

Algunos países ya han tomado medidas preventivas. Así el primer ministro belga, Charles Michel, ha pedido a sus compatriotas que eviten desplazamientos innecesarios a París "si no es indispensable".

Además, el Ministerio Británico de Asuntos Exteriores, pide solo "actuar con cautela" y "seguir los consejos de las autoridades" si se visita París aunque no desaconseja visitar la ciudad.

En España, el Ministerio de Asuntos Exteriores asegura que se puede viajar a Francia sin restricciones. Recuerda que las medidas de seguridad pública han sido reforzadas y los controles fronterizos reforzados.

Teniendo en cuenta esto se recomienda seguir las indicaciones de las autoridades francesas, ir en todo momento documentado, confirmar horarios de vuelos trenes y autobuses y tener en cuenta que muchos museos, y salas de espectáculos permanecen cerrados además se ha prohibido la celebración de eventos y concentraciones de gente.

La agencia oficial de Turismo de París y el Ayuntamiento de la capital han habilitado los números de teléfono +33 (0) 145 55 80 00 y +33 (0) 145 50 34 60 para los turistas que tengan necesidad de información o ayuda sobre los ataques.

Para leer más