La región portuguesa de Alentejo es el destino perfecto para contemplar las estrellas

Actualizado 28/06/2014 10:00:14 CET
TURISMO PORTUGAL

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La región lusa de Alentejo ha sido la primera región del mundo en recibir la denominación de Destino Turístico 'Starlight', una certificación permite aunar ciencia y turismo y aprovechar la astronomía y la visión del firmamento como una nueva forma de turismo sostenible e inteligente.

Alentejo goza de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados ya que apenas tiene contaminación lumínica. Además, cuenta con una media de 286 días al año despejados por lo que tiene mayor probabilidad de cielos claros que otros lugares de Europa.

La certificación Destino Turístico Starlight está respaldada por la UNESCO, la Organización Mundial del Turismo (UNWTO) y la Unión Astronómica Internacional (IAU)

Alentejo también es una región única en patrimonio cultural incluidos monumentos megalíticos como el crómlech de Xerez, y que sugieren que nuestros antepasados valoraban simbólicamente el paisaje alentejano relacionándolo con los movimientos celestes.

Entre los municipios que garantizan unas condiciones ideales para una excelente observación del cielo están Reguengos, o las localidades de de Monsaraz y Mourão, entre otros.

Desde aquí y desde toda la región alentejana se pueden observar estrellas, constelaciones e incluso la Vía Láctea. En diferentes zonas se han habilitado telescopios y prismáticos para que la experiencia visual sea más inolvidable.

Los más curiosos podrán contar con expertos guías para proporcionar toda la información sobre el cielo y sus astros. Para los observadores más experimentados que buscan la contemplación de galaxias, nebulosas y cúmulos estelares, estos son visibles a 52 grados de declinación sur. Además podrán ver la luna y los planetas con un enfoque nítido.

Para disfrutar del cielo de Alentejo hay diversas actividades por la noche como senderismo bajo las estrellas, la observación de aves, paseos a caballo y talleres de astrofotografía.

También se puede observar el cielo desde el Lago de Alqueva en una casa-barco, disfrutar de una estancia en una de las habitaciones 'Sky View' del hotel L'And Vineyards ya que tienen un techo movible para poder observar el cielo desde la misma casa, o alojarse en el hotel Sao Domingo que proporciona un observatorio con un telescopio de largo alcance para los aficionados a la astronomía.