6 de abril de 2020
 
Actualizado 01/04/2013 13:20:47 +00:00 CET

Tres jóvenes rusos suben a la pirámide de Keops para sacar fotos nocturnas

pirámide, egipto
ALEX LBH/WIKIMEDIA COMMONS

EL CAIRO, 1 Abr. (EUROPA PRESS9

Un grupo de tres fotógrafos rusos podrían pasar tres años en la cárcel después de reconocer que han trepado a la Gran Pirámide de Keops en la Meseta de Giza en Egipto para tomar unas espectaculares fotos nocturnas del conjunto monumental, según informa la CNN que asegura que los jóvenes ya se han disculpado.

El fotógrafo ruso Vadim Makhorov fotógrafo y un grupo de sus amigos tomaron las fotografías desde posiciones que no podían ser controladas por los guardias tras esperar durante horas después de que el acceso se cerrara al público.

Las fotos han recibido numerosas reacciones encontradas desde envidia por la belleza de las imágenes y su calidad artística, hasta indignación por la preservación de las maravillas. En su página web se puede ver toda la serie de fotos (http://raskalov-vit.livejournal.com/131308.html?thread=72191...) -

La pirámide de Keops es la más grande de las tres pirámides de la meseta de Giza, a las afueras de El Cairo (Egipto), es la única de las Siete Maravillas del Mundo antiguo que aún sigue en pie.

LUGARES INSÓLITOS.

No es la primera vez que estos jóvenes rusos consiguen su objetivo fotográfico sin ser vistos. Ellos recorren el mundo buscando lugares de muy difícil acceso desde donde poder fotografiar ciudades desde ángulos nunca antes vistos.

En un correo electrónico a CNN, Makhorov explica sus razones para burlarse de las normas, y se disculpa ante Egipto y el mundo. Asegura que siempre se ha sentido atraído por Egipto y que tras presenciar el espectáculo de láser de las pirámides, percibió un sentimiento de "fascinación" irrefrenable que le hizo subir a la pirámide.

"Fue agotador, pero la idea de que íbamos a ver algo espectacular nos dio alas", justificó el joven. Reconoce que subieron rápido y en silencio en poco más de 20 minutos donde se quedaron "sin aliento por las vistas".

"Lo que vi desde allá arriba era la séptima maravilla del mundo. Tratamos de capturar la belleza de los paisajes en las fotos, para que los demás también pudieran ver este magnífico panorama", explicó el fotógrafo que se disculpó por el ascenso asegurando que no quería insultar nadie sino que "estaba siguiendo un sueño".