Una guía para aclarar las obligaciones fiscales del alquiler turístico

El Defensor del Pueblo pide una guía para alquileres turísticos
DEFENSOR DEL PUEBLO
Publicado 28/02/2018 13:55:45CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha recomendado al Ministerio de Hacienda y Función Pública que elabore una guía que aclare la normativa fiscal del alquiler de vivienda con fines turísticos, que estará en vigor en julio, y facilite a los particulares el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

En opinión de la Institución, la "complejidad del régimen tributario" aplicable a los alquileres turísticos puede constituir "una barrera" para los ciudadanos que no tengan un asesoramiento adecuado o conocimientos especializados.

Por ello ha solicitado que la guía, una vez elaborada, sea adecuadamente difundida entre los particulares.

Según señala el Defensor del Pueblo, al carácter "marcadamente técnico" de las normas tributarias se une su dispersión, "puesto que las obligaciones fiscales de los alquileres turísticos están recogidas en diferentes leyes, lo cual dificulta su acceso y comprensión a los no profesionales".

Para el Defensor del Pueblo es fundamental que haya "transparencia y seguridad jurídica" en este ámbito y que el marco normativo sea coherente para evitar que las diferentes administraciones regulen un mismo supuesto de manera contradictoria.

Esta recomendación proviene de una actuación de oficio, iniciada en verano de 2017, cuando el Defensor del Pueblo, a raíz de la queja de un ciudadano sobre la regulación de los alquileres turísticos en Cantabria, comprobó que existe un importante desconocimiento del régimen fiscal aplicable a esta actividad, así como el riesgo de que las comunidades autónomas establezcan requisitos de acceso a esta actividad o condiciones de ejercicio que afecten en cuestiones tributarias.

DEFINIR CLARAMENTE LOS REQUISITOS.

El pasado mes de agosto el Defensor del Pueblo irrumpió en el debate sobre el alquiler turístico ante las "numerosas quejas" recibidas por las normas aprobadas en algunas Comunidades autónomas en torno a la regularización de esta actividad.

El responsable de esta institución propuso la aprobación una "normativa fiscal" que sirva para definir los requisitos del alquiler cuando esta práctica la hacen ciudadanos particulares.

Marugán planteó a la Secretaría de Estado de Hacienda la necesidad de que "clarifique la fiscalidad de los rendimientos producidos por el alquiler de inmuebles destinados a uso turístico" cuando los propietarios son personas físicas que no ejercen actividad empresarial o profesional.

En su opinión si no se dictan "directrices claras", se corre el riesgo de que esta actividad "quedará únicamente en manos de empresas e intermediarios en perjuicio de los propietarios particulares

La Institución ha recibido numerosas quejas de ciudadanos afectados por las normas aprobadas por algunas Comunidades autónomas para regular la actividad del alquiler de viviendas de uso turístico. Estas normas imponen el cumplimiento de unos requisitos, como el alta en seguridad social y en un censo tributario, que en la práctica, impiden a los particulares alquilar sus viviendas.

El Defensor asegura que no es "lógico" que la imposición de unos requisitos desproporcionados deje a los ciudadanos fuera de este mercado, lo que afectaría a su derecho de propiedad, "o que los rendimientos por alquiler temporal acaben obteniéndose de forma opaca y sin tributar por ellos".

Para clarificar estas cuestiones, el Defensor del Pueblo propone que se apruebe una normativa fiscal que defina los requisitos del alquiler para uso turístico cuando se realiza por ciudadanos particulares, lo que evitaría la inseguridad jurídica actual y ayudaría a la tributación por los rendimientos realmente percibidos.