Publicado 02/05/2022 10:32

Jungfrau: siete planes para unas vacaciones de altura en los Alpes suizos

Montaña, deporte y gastronomía en el techo de Europa
Montaña, deporte y gastronomía en el techo de Europa - TURISMO DE SUIZA

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La región de Jungfrau en Suiza permite disfrutar de la naturaleza de los Alpes y la mejor gastronomía en el techo de Europa. El que es considerado uno de los destinos más espectaculares del continente se abre a los viajeros ofreciendo lo mejor de sus espacios naturales a una hora de Berna y a dos horas de Lucerna, Basilea y Zúrich.

En pleno corazón de los Alpes, rodeada por las famosas montañas Eiger, Mönch y Jungfrau, y con Interlaken como población de referencia, en 2001 su estación 'Jungfraujoch - Top of Europe' se convirtió en la primera de los Alpes en ser nombrada Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La región está perfectamente ubicada. Situada en el centro del país y dominada por los lagos de Thun y Brienz, su comuna más importante, Interlaken, está directamente conectada con la red de trenes suizos y con la red nacional de carreteras. En tren está a una hora de Berna, a dos horas de Lucerna, Basilea y Zúrich, y a tres horas de Ginebra y Milán.

Otra población de referencia es Grindelwald, uno de los destinos predilectos para escaladores y montañistas de todo el mundo; el pueblo del Eiger es perfecto para realizar todo tipo de deportes en la naturaleza. A corta distancia está la estación de Wengen, desde donde se puede iniciar el viaje en tren hasta el Jungfraujoch.

La Región de Jungfrau e Interlaken es obligatoria para aquellos que busquen actividades al aire libre, en verano las opciones son casi infinitas: senderismo, naturaleza o gastronomía.

La primera de las propuestas es el 'First Eagle Glider' para poder disfrutar de los Alpes a vista de pájaro. Esta especie de ala delta con forma de ave rapaz está sujeta con dos cables que conectan las estaciones de Schreckfeld y First.

Con una velocidad de hasta 83 km/h, permite que cuatro personas a la vez puedan desplazarse de una estación a otra flotando en el aire. El recorrido total es de unos 800 metros y está abierto para un público a partir de 10 años y con una altura mínima de 130 centímetros.

Otra de las formas de viajar entre estaciones es conduciendo el 'First Mountain Cart', un vehículo híbrido entre kart y trineo con el que se puede ir desde Schreckfeld hasta Bort en un trayecto de 3 kilómetros. Los visitantes descienden por una carretera sin asfaltar que atraviesa colinas y prados con todas las medidas de seguridad: el casco es obligatorio y los carros poseen neumáticos y frenos de calidad.

VISITAR INTERLAKEN, LA CAPITAL EUROPEA DE LA AVENTURA.

En un paisaje dominado por los lagos de Thun y Brienz, y los majestuosos picos Eiger, Mönch y Jungfrau, se encuentra Interlaken. En esta comuna suiza puede disfrutarse de incontables actividades de aventura con la llegada del buen tiempo: desde las llamadas aventuras suaves, como el parapente y las excursiones en kayak, hasta las de más pura adrenalina, como el descenso de barrancos o el paracaidismo.

El Lago Bachalp o el pico Faulhorn son algunas de las ubicaciones naturales en las que se pueden desarrollar actividades de 'hiking' para todos los públicos.

Existen diferentes rutas a pie para disfrutar de las vistas, respirar aire fresco y, tras la caminata, hacer una barbacoa en zonas adaptadas para ello. También hay actividades educativas para los más pequeños con las que aprenden a disfrutar con respeto de la naturaleza mientras hacen deporte.

La viticultura alpina de la comuna de Spiez es una de las tradiciones que más sorprende a los visitantes de todo el mundo. A menos de media hora en tren de Interlaken y a los pies del castillo de Spiez, se encuentra uno de los viñedos más espectaculares de Suiza.

Además, a mediados de septiembre se celebra la fiesta de la vendimia 'Spiezer Läset'; tras esta fecha las vides cambian de color por completo, brillando en lo alto de la bahía del lago Thun. Los visitantes de Spiez también pueden deleitarse degustando los vinos de la zona mientras disfrutan de la vista de los Alpes.

PALACIO DE HIELO CONSTRUIDO EN 1930.

En pleno corazón de Jungfraufirn hay un auténtico Palacio de Hielo construido en 1930. Cuenta con un recorrido de 45 minutos y está adornado con esculturas de animales creadas por diferentes artistas. Caminar entre sus paredes heladas es uno de los planes más espectaculares que se pueden experimentar en la región suiza.

También a lo largo de los senderos y los puertos de montaña pueden encontrarse tabernas y restaurantes perfectos para hacer una pausa y reponer energías. Un ejemplo es la posada de 'First Mountain': situada a 2.200 metros sobre el nivel del mar, cuenta con capacidad para 650 comensales y con unas vistas inolvidables de los glaciares y valles suizos.

Más información