Las reservas de los británicos hacia España para este verano caen un 3%, según Turespaña

Publicado 05/05/2019 12:59:44CET
GETTY IMAGES / CATE GILLON

Desde Alemania se mantiene la llegada de turistas y gasto, aunque bajan las pernoctaciones

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La reserva de paquetes del mercado británico hacia España para la temporada de verano (abril-octubre) cae un 3%, hasta los 2,16 millones frente a los 2,24 millones del año anterior, según se desprende del Informe de Prospectiva Trimestral dedicado a Reino Unido elaborado por Turespaña.

Por regiones, los datos del informe anticipan un descenso del 5% de las reservas de británicos hacia las Islas Baleares y una bajada del 1% para las Islas Canarias con respecto al verano pasado.

Aunque en la temporada de invierno (de octubre a marzo) se registró un aumento del 11,3% del número de asientos desde Reino Unido la capacidad aérea para la temporada de verano presenta un incremento moderado (+0,8%) con casi 150.000 nuevas plazas, por lo que en el cómputo total anual para 2019 la previsión sería de una reducción de la capacidad aérea de 1,1 millones de asientos.

Por lo que se refiere el número de turistas, las previsiones señalan un leve aumento de las llegadas de británicos a España (+0,2) y que las pernoctaciones hoteleras crezcan en el periodo de marzo a junio un 0,9%. En cuanto al gasto, el informe apunta a que el gasto realizado por los visitantes británicos en España crezca un 4,3%.

Una parte importante de este descenso de reservas puede explicarse, señala el informe, por la recuperación de países competidores como Turquía (+31%) y Egipto (+28%), así como por la reapertura de Túnez, si bien las cuotas de mercado de todos ellos son muy inferiores a la de España.

En este caso, también destacan la bajada generalizada de los países de la Unión Europea como consecuencia de la incertidumbre del 'Brexit', particularmente Portugal (-7%), Italia (-5%) o Francia (-2%) o el retroceso del 2% frente al verano pasado en reservas de cruceros. Hay que tener en cuenta que los viajes de vacaciones de verano se reservan con mucha antelación, aunque el nuevo calendario con una nueva prórroga hasta octubre, da un respiro sobre la campaña de verano.

Y es que las reservas hacia España representan el 36,7% del total de las realizadas por los británicos para este verano, un mercado tradicionalmente fiel al destino --más de un 82% de los británicos que visita España ya han estado anteriormente y más de un 40% han estado 7 o más veces--.

La caída de reservas de británicos hacia España contrasta con el crecimiento del 2% de las reservas realizadas desde Reino Unido para el verano a nivel general pero no es aislada.

DEPRECIACIÓN DE LA LIBRA.

El informe de Turespaña determina que aunque el impacto del 'Brexit' aún ha de manifestarse plenamente en la economía real pero ya se han registrado algunos signos de deterioro económico, siendo el más claro el de la depreciación de la libra/euro.

Según los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística de Gran Bretaña, los residentes en el Reino Unido realizaron un total de 71,9 millones de visitas al extranjero en el año 2018, lo que supuso un descenso del 1,2% con respecto al total del 2017.

"La evolución del gasto viene muy condicionada por la evolución de la libra con respecto al euro que, como se ha dicho anteriormente, presenta unos valores medios bajos e incluso llegando a mínimos históricos en el último año", señala Turespaña.

Desde las agencias de viajes señalan a Europa Press que la devaluación de la libra afecta a todos los destinos por igual por lo que no debería de ser un inconveniente, aunque "sí que puede afectar si España les resulta a los británicos más caro".

La depreciación de la libra y la disminución del poder adquisitivo de los británicos encarecería el coste de sus vacaciones en España, lo que podría inclinar la balanza hacia otros destinos competidores del arco mediterráneo. En cambio, y por este mismo motivo, los viajes de españoles a Reino Unido pueden ser una oportunidad para las agencias de viaje españolas en su actividad emisora.

ALEMANIA CRECE EN LLEGADAS Y GASTO.

No obstante, Turespaña detecta una compensación del mercado alemán para verano que incrementa el número de llegadas a España entre marzo y junio (+6,7%) y el gasto estimado (+5,8%), aunque desciende el número de sus pernoctaciones (-8,1%) con respecto al verano pasado.

Turespaña confía en un mantenimiento del gasto medio diario del turista alemán, cierta estabilización de la estancia media tras los descensos de los últimos años y una probable corrección a la baja tanto en número de llegadas como en gasto total, según su informe de Prospectiva Trimestral dedicado a Alemania publicado en abril.

Las pernoctaciones del turista alemán son el único parámetro que desciende todos los meses registrando un descenso global del 8,1% en los meses entre marzo y junio. La caída más fuerte se produce en abril (-13,1%) aunque los descensos se producen en todos los meses del periodo estimado.

Según datos de Turespaña un 24% de los turistas alemanes pretende viajar más en 2019 y el 29% prevé realizar un mayor gasto. El 73% de la demanda turística alemana elige un destino extranjero para sus vacaciones y por países, España continúa como líder, con una cuota del 13,7%, seguido de Italia (8,1%), Turquía (5,1%) o Austria (4,9%).

Al margen de estos dos mercados, España recibirá casi 30,5 millones de turistas internacionales en el periodo acumulado de marzo a junio, lo que supone un incremento del 5,7% con respecto al mismo periodo de 2018, con un gasto que se incrementará un 5,6% superando los 31.000 millones de euros.