Actualizado 27/03/2012 17:57

Ryanair confirma los "severos recortes" en Alicante tras la negativa judicial a embarcar a pie

O'leary Ryanair
EUROPA PRESS

ALICANTE, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ryanair hará efectivos los "severos recortes" en su base del aeropuerto alicantino de El Altet durante este verano y la próxima temporada de invierno como medida de protesta ante la decisión judicial que desestima su pretensión de realizar el embarque y desembarque a pie de todos sus vuelos en estas instalaciones, según ha informado en un comunicado la compañía aérea.

Ryanair presentó una demanda en junio de 2011 contra la decisión de Aena de imponer el uso de las pasarelas telescópicas en el Aeropuerto de El Altet. Este lunes, la causa se ha resuelto con una sentencia a favor del ente español de navegación, al entender el juzgado que el uso de pasarelas telescópicas es más seguro para los pasajeros y no afecta al modelo de negocio de la compañía de bajo coste.

Ante esta resolución judicial, la aerolínea ha decidido este martes hacer efectivos los "severos recortes" anunciados en su base de El Altet, y ha calculado que el descenso del tráfico en este primer trimestre alcanzará el 10%, lo que supondrá una caída de 200.000 pasajeros para el aeropuerto alicantino.

El director de Comunicación de Ryanair, Stephen McNamara, ha mostrado su "decepción" porque, en este caso, "el sentido común no haya prevalecido". Por ello, ha adelantado que los recortes en la base de Alicante se mantendrán este verano y el próximo invierno.

Frente al descenso del 10 por ciento en el tráfico de pasajeros registrado en El Altet que la compañía irlandesa atribuye "a esta decisión", Ryanair ha asegurado que "continuará creciendo en otros aeropuertos como Barcelona, Bilbao, Madrid y Palma de Mallorca, que obtendrán nuevos aviones y capacidad que originalmente se encontraba asignada a Alicante".