Publicado 13/04/2016 09:52CET

Al menos 50 vuelos cancelados en Bruselas en el segundo día de huelga de controladores

Aeropuerto de Zaventem en Bruselas
SYLVAIN LEFEVRE/GETTY

BRUSELAS, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos 50 vuelos con salida o destino en el aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem han sido cancelados a primera hora del miércoles, segundo día de una huelga salvaje de parte del colectivo de controladores aéreos, que desde el martes se ha declarado enfermo sin presentar preaviso de huelga.

"Unos 50 vuelos canceladas esta mañana debido al problema con Belgocontrol. Si las acciones continúan, se esperan más cancelaciones", ha avisado el aeropuerto a través de las redes sociales, pidiendo a quienes tengan un vuelo previsto para hoy que contacten con la compañía que opera su vuelo antes de desplazarse.

La principal compañía que vuela desde este destino, Brussels Airlines, ha confirmado la supresión de más de una treintena de vuelos en las dos primeras horas del miércoles, incluidos sus enlaces con Madrid y Bilbao.

A través de su página 'web', la aerolínea ofrece la posibilidad a sus clientes con vuelos para este miércoles 13 que cambien su billete sin cargos adicionales para volar en otra fecha de aquí al 13 de julio.

La empresa responsable de la seguridad del tráfico aéreo (Belgocontrol) ha confirmado que "una serie de controladores" han informado de que están enfermos, lo que ha obligado a reducir en un 40 % aproximadamente el tráfico del aeropuerto de Bruselas.

La Alianza belga de controladores, que representa a aproximadamente un tercio del colectivo, llamó a la huelga en la tarde del martes por su desacuerdo con el nuevo acuerdo cerrado ese mismo día por el conjunto del sector con Belgocontrol. Entre las medidas que rechazan figura el retrasar tres años, hasta los 58, la edad en que los controladores pasan a la "reserva".

Los datos de cancelaciones ofrecidos por Brussels Airlines y el aeropuerto supone que se ha tenido que reducir de 76 a 15 el número de vuelos por hora que puede operar el aeropuerto de Bruselas.

El inicio de la huelga a las 16:30 horas del martes obligó al cierre intermitente del aeródromo de Bruselas y del de Charleroi (a unos 60 kilómetros al sur de la capital), con lo que fueron cancelados casi la totalidad de vuelos y desviados a Lieja los que debían aterrizar en esos momentos.

Este miércoles, sin embargo, la acción sindical no afecta de momento ni a Charleroi ni a Lieja, según fuentes de las dos sedes citadas por la prensa belga.

PARÁLISIS DÍAS DESPUÉS DE REABRIR TRAS ATENTADOS

Bruselas había anunciado la vuelta gradual a la normalidad tras los atentados que golpearon su aeropuerto y red de metro el pasado 22 de marzo y el aeródromo de Zaventem contaba con lograr operar en torno a un tercio de su actividad habitual desde el pasado lunes.

Una infraestructura temporal instalada en la zona de aparcamiento permitirá la facturación de 800 pasajeros cada hora, frente a los 1.500 habituales, mientras se realizan los trabajos de restauración de la terminal de salidas destruída en los atentados.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha criticado con dureza esta huelga, que ha calificado de "maliciosa" e "irresponsable".

En un comunicado difundido tras las primeras horas de parálisis, el director general de la IATA, Tony Tyler, dijo que se trata de "un puñetazo en los dientes de todas las aerolíneas y del personal del aeropuerto que han trabajado tan duro para reconectar Bruselas con el mundo tras los atentados".

"Es el colmo de la irresponsabilidad cortar un servicio vital, y hacerlo sin aviso previo sólo puede ser visto como algo malicioso", ha asegurado Tyler, quien ha añadido que "si no se puede contar con la simple decencia humana de estos profesionales altamente remunerados, entonces ha llegado el momento de que los gobiernos encuentren vías para garantizar la disponibilidad de los servicios de controladores".

Para leer más