Actualizado 23/01/2019 17:22 CET

Los turistas rurales rechazan aquellos establecimientos que no permiten reservas 'online'

Nuevo turista con nuevas necesidades
THE VALLEY - Archivo

El 47% de los propietarios encuestados ve nesario ampliar la formación sobre la normativa en alojamientos rurales

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los turistas rurales rechazan aquellos establecimientos que no permiten realizar reservas 'online' y la falta de información sobre precios, según el último informe del Observatorio del Turismo Rural (OTR) correspondiente a este año, en el que se abordan las claves de la evolución del sector presentado hoy en Fitur.

De hecho, el 45% de los viajeros descarta un alojamiento si no tiene publicada la disponibilidad de manera clara en su página web, así como el precio, ya que ponerse en contacto con el propietarios antes de formular las reserva "les frena", ha afirmado María Muñoz, de Escapada Rural portal impulsor del Observatorio.

Así, la reserva en el ámbito rural es 'online' en un 70% de los casos, un 13% más que en la encuesta de 2017, ya que se realiza de una manera sencilla y sin la necesidad de contactar con el propietario.

El estudio, elaborado en colaboración con la escuela CETT-UB y la empresa de encuestación 'online' Netquest, ha sondeado a 21.390 viajeros y 3.782 propietarios de casas rurales.

Según los datos recabados sobre los viajeros, el 60% prefiere ir de turismo rural a destinos de comunidades autónomas que no son la de su residencia, un 16% más que en la encuesta anterior, dato que contrasta con que el 9% de los propietarios no considera como competencia los alojamientos de otras comunidades, tal y como ha explicado la jefa de comunicación de Escapada Rural, María Muñoz.

Este dato, ha señalado, demuestra que hay un cierto nivel de "inconsciencia" por parte de los propietarios al no tener en cuenta los alojamientos de otras regiones como competencia directa.

Entre las cualidades que los viajeros más valoran de un destino rural se encuentra la abundancia de actividades al aire libre, la gastronomía y el entorno cultural, estas dos últimas opciones con una gran subida desde la anterior encuesta. Además, el 25% valora la existencia de una gran variedad de alojamientos en una misma comunidad, concibiéndose como algo positivo al poder elegir entre muchas actividades.

Además, el 45% de los viajeros se anima a hacer turismo rural de manera espontánea mientras que el 33% asegura que hará al menos una al año, por lo que es "muy importante" la publicidad o la marca del destino.

HÁBITOS.

En cuanto al "retrato robot" del viajero rural más común, éste prefiere la montaña al mar, el 'relax' a la actividad, la familia a los amigos, hacer la comida en casa y el patrimonio natural antes que el cultural. Además, el coche es el transporte preferido, por delante del transporte público, principalmente por la escasez de transportes a ciertas zonas, y prescinden de los guías turísticos para hacer senderismo y rutas al aire libre.

No obstante, Muñoz ha señalado que ese es el target mayoritario, aunque la estrategia de los propietarios podría pasar por enfocarse en un nicho concreto como podría ser el de los alojamientos que admiten mascotas o el de las instalaciones adaptadas.

Además, preguntados sobre qué motivos les llevarían a incrementar la frecuencia de sus viajes rurales, que ahora mismo tienen una media de dos años, aparte de los motivos económicos, el 22% destacó que una propuesta totalmente personalizada, en la que el empresario tuviera más contacto con el viajero y la obtención de un producto más adaptado a sus gustos podría atraerle más.

EL 64% DE LOS ESTABLECIMIENTOS NO HA MODIFICADO SUS PRECIOS

En cuanto a la opiniones de los propietarios, un 47% de ellos señaló que sería necesario ampliar la formación sobre la normativa legal en materia de alojamientos rurales, según ha señalado el director del máster de empresa turística de CEET-UB, Enric López.

Por otro lado, el 64% de ellos asegura no haber modificado sus precios en el último año, frente al 21% que las incrementó y el 15% que las bajó. A la hora de realizar la reserva, ámbito en el que los clientes dan mucha importancia a la posibilidad de que sea 'online', solo el 15% de los establecimientos recurre a la reserva 'online', mientras que el 60% de ellos pide la confirmación de reserva vía correo electrónico.

El 56% de los establecimientos asegura disponer de buena conexión a Internet, el 34% que es deficiente y el 10% declara disponerla para su negocio pero no para los clientes. Este 10% que no ofrece conectividad a los clientes el resta importancia al apostar por el 'Slow Travel', un movimiento que aboga por viajar sin prisas, disfrutando del entorno, sin estrés y sin conexión a Internet.

López también ha destacado que ha bajado el porcentaje de alojamientos asociados, ya que el 33% de ellos manifiesta pertenecer a alguna asociación, mientras que el 51% lo hizo anteriormente y el 16% no lo hizo nunca, por lo que ha recomendado "mejorar el ratio de asociacionismo".

Para leer más