Actualizado 17/02/2007 18:33 CET

Aída, convencida de que un cura es el hombre de su vida (Telecinco)

MADRID, 17 Feb. (OTR/PRESS) -

Noche de líos de sábanas y sotanas en 'Aída' (22.00 horas en Telecinco). El siempre divertido Luisma estará a punto de acostarse con Paz, quien se siente conmovida al pensar que el joven va a morir de una enfermedad incurable. Por su parte Aída no da pie con bola en el terreno sentimental y se convence de que el hombre de su vida es un sacerdote.

Ya lo adelantó la actriz Melani Olivares, que da vida a Paz en 'Aída': su personaje y Luisma iban a tener un "acercamiento" en esta temporada. A la espera de que esta aproximación sea sincera y con sentimientos de por medio, el sexo está a punto de hacer acto de presencia por un equivocación.

Tras leer los resultados de unos análisis de sangre, Luisma se convence de que sufre una enfermedad mortal. Nadie da crédito a la noticia, excepto Paz. Ante esta situación, la joven se plantea acostarse con él, puesto que éste es el único y último deseo que Luisma desea ver cumplido antes de morir.

Siguiendo con la vida "amorosa" de los personajes, es esta vez Aída la que se complica con una relación imposible. Después de varias decepciones sentimentales, se acaba enamorando de un sacerdote, papel interpretado por el actor Lluis Homar. Ella es consciente de los inconvenientes que tiene esta relación, pero cree haber encontrado, de una vez por todas, al hombre que le hace feliz.

Fidel acaba de recibir una beca para cursar unos prestigiosos estudios en Inglaterra, pero su padre tendría que hacerse cargo de la manutención. Para conseguir dinero, el tendero intenta seguir con su trabajo de siempre mientras ejerce de camarero en el Bar Reinols. Como no podría ser de otra forma con el despiadado empresario, Mauricio le explotará sin piedad como a todos sus empleados.