Actualizado 21/06/2009 23:41 CET

'CSI Las Vegas' termina su octava temporada (Telecinco)

MADRID, 21 Jun. (OTR/PRESS) -

Lunes tras lunes, 'CSI Las Vegas' ha conquistado a millones de espectadores, pero todo tiene un fin. La ficción estadounidense pone punto y final a su octava temporada este lunes, a partir de las 22.15 horas, en un capítulo que estará marcado por el abatimiento de Grissom tras la ausencia de Sarah, la espiral de autodestrucción iniciada por Warrick y el descubrimiento de Catherine de oscuros secretos sobre el pasado de su padre.

En el último capítulo de la temporada, durante un entierro se rompe el fondo de un ataúd, del que caen dos hombres distintos: uno blanco y otro negro. Tras ser informado del extraño suceso, los forenses acuden al lugar, donde Grissom observa que los dos cuerpos estaban separados en el féretro por una tabla y Brass interroga al empleado de la funeraria, que se muestra poco colaborador con él.

Mientras Nick examina el cuerpo del hombre que no debía estar en el ataúd, Warrick se acerca y le pide lo que le debe. Stokes aparta a su compañero y éste le ofrece una importante suma de dinero. Poco después, Brown acude el laboratorio para preguntar al doctor Robbins la causa de la muerte de la víctima y éste le informa que parece ser asfixia. Cuando informan a Brass que el fallecido es Lenny Harper, un ex-policía, los forenses dan prioridad a la investigación del caso.

Nick y Grissom acuden a la oficina de Harper, lugar que encuentran limpio y ordenado, al igual que su coche. Posteriormente, Archie informa a Nick que ha encontrado en el ordenador de Harper diversas grabaciones, siendo una de ellas de Warrick. Los forenses creen que Warrick había contratado a Harper para que espiase a Gedda.

A lo largo de esta temporada, 'CSI Las Vegas' ha contado con intervenciones estelares como las de el actor Brendan Wayne, nieto del oscarizado John Wayne, y Ty Murray, heptacampeón mundial de Rodeo. Ambos realizaron 'cameos' en un episodio de la ficción forense con el Campeonato Anual de Rodeo de Las Vegas como telón de fondo, en la que Wayne dio vida a un joven cowboy y el experto caballista se interpretó a sí mismo.

La aplicación de sofisticados métodos científicos por el equipo de forenses capitaneado por Gil Grissom en el esclarecimiento de complejos casos criminales continúa suscitando el interés de la audiencia española. Un share del 21,2%, 4.171.000 de telespectadores de media y un liderazgo en el 86,7 % de las ocasiones han convertido a 'C.S.I. Las Vegas' en una de las ficciones extranjeras de mayor éxito. En el target comercial, la serie eleva en 2,7 puntos su cuota de pantalla hasta situarse en una 23,9% de share.