Las víctimas de Spanair intentan frenar la emisión de la miniserie

Actualizado 01/09/2010 15:06:13 CET

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las víctimas del accidente del avión de Spanair, en el que fallecieron 154 personas el 20 de agosto de 2008, han presentado 40.000 firmas ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) con la finalidad de intentar frenar la emisión de la miniserie llamada 'Vuelo IL8714', que la cadena Telecinco emitirá esta noche sobre el fatídico siniestro.

Miembros de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, y su presidenta, Pilar Vera, se reunirán a lo largo de la mañana con el director general de Telecomunicaciones de la SETSI, Bernardo Lorenzo, con la esperanza de lograr la paralización de la emisión de la miniserie, que recrea lo sucedido.

"Lo único imposible es que la gente que estaba en el avión vuelva. Lo demás, todo es posible", ha aseverado Vera a Europa Press a preguntas sobre si confía en que la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones, que regula la Ley Audiovisual, les dé la razón.

Vera ha recalcado la gran cantidad de apoyos con los que cuentan los afectados en contra de la emisión de la serie, puesto que a las 40.000 firmas se suman otras 60.000 firmas que no han recibido todavía.

Por su parte, Telecinco confía en la seriedad de la miniserie, según señaló a Europa Press un portavoz de la cadena de televisión, después de que el presidente del Gobierno de Canarias haya insistido en la oposición de su Ejecutivo a que se "juegue con la sensibilidad" de los familiares de las víctimas.

En este sentido, Telecinco ha subrayado que ha trabajado "muy a conciencia en este proyecto" y que desde la cadena se confía en "la seriedad del mismo".

INVESTIGACIÓN PENAL

Entretanto, la investigación penal de las causas del accidente sigue su curso. La comisión pericial designada por el juez Javier Pérez, que investiga el accidente, se reunirá este mes de septiembre para ultimar el informe que determinará las causas que produjeron la tragedia.

Fuentes jurídicas indicaron a Europa Press que previsiblemente el informe pericial estará listo antes de que finalice el 2010. Las conclusiones del documento se sumarán a las investigaciones realizadas por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación (CIAIAC).

La investigación penal del accidente se retomará en breve con la práctica de una prueba de simulación de vuelo para reproducir las condiciones en las que tuvo lugar el accidente.

Entre otros trabajos, la comisión realizó antes de las vacaciones en el Instituto Nacional de Técnica Aeronáutica una prueba del relé R2-5 recuperado de los restos del avión siniestrado para determinar si estaba defectuoso y si ello provocó que no funcionara la alarma de la configuración del despegue, conocida como TOWS, y se conectase la calefacción de la sonda de temperatura, RAT.