Andalucía, única CCAA por encima de los promedios internacionales en inversión pública universitaria

Publicado 16/01/2018 14:27:41CET

MADRID/SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Andalucía, con el 1,41 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), es la única comunidad autónoma por encima de los promedios internacionales en inversión pública de enseñanza terciaria respecto a su PIB, según el informe '¿Quien financia la Universidad?', del Observatorio del Sistema Universitario. Según el mismo, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja y Navarra son las cinco comunidades autónomas que se sitúan por debajo de 34 países de la OCDE.

El trabajo advierte de que la reducción de la inversión universitaria en el periodo 2009-2015 ha acrecentado la brecha entre las autonomías y ha alejado a España de los países de la UE22 y la OCDE.

Este estudio, presentado este martes 16 de enero por su autora, Vera Sacristán, señala también que, España, en 2009, dedicaba a la enseñanza universitaria el 1,14 por ciento del PIB, un dato que descendió al 0,96 por ciento, de manera que se ha colocado en el sexto puesto de 28 que gasta una proporción menor de su riqueza a la enseñanza terciaria, sólo por delante de Eslovenia, Eslovaquia, Italia y Hungría.

La autora del estudio ha indicado que para alcanzar la media de la UE22 España debería incrementar la proporción de PIB que destina a sus universidades en un 17,7 por ciento y para lograr la media de la OCDE debería incrementar su gasto actual en un 26,2 por ciento, esto es, más de una cuarta parte de lo que actualmente gasta.

"Más desigualdades entre comunidades y en un contexto en el que el global de la financiación ha menguado. Hay menos dinero para las universidades y la situación es más dispar todavía", ha indicado Sacristán, que ha analizado, además de los ingresos por la financiación pública, los ingresos por tasas y precios públicos.

Para la responsable de este estudio, la "gran preocupación" de estas diferencias entre comunidades autónomas es la "igualdad de oportunidades" de los estudiantes en el acceso a los estudios universitarios, "no sólo desde el punto de vista de la justicia social, sino también desde el académico, para evitar la pérdida de talento por motivos económicos".

Los ingresos totales no financieros de las universidades públicas españolas cayeron un 20 por ciento en el periodo analizado (2009-2015), debido a que el aumento de las tasas (31% de media) compensó sólo en parte la caída de la financiación pública (-27%). Esta reducción de la financiación pública fue desde el -17 por ciento de Aragón hasta el -38,2 por ciento de Castilla-La Mancha.

Además, la variación de los ingresos por tasas se situó entre el -15,7 por ciento de Galicia y el 67 por ciento de Cataluña. "Estas variaciones no respondieron a modificaciones en el número de estudiantes ni a la disminución de la riqueza de cada comunidad autónoma", ha subrayado la autora.

La variación en este periodo de la financiación pública por estudiante fue positiva sólo en La Rioja (15,1%), mientras que Cataluña (-34,7%) y Madrid (-33,9%) fueron las comunidades con mayor disminución. Asimismo, la variación de los ingresos por tasas y precios públicos por estudiante va desde el -1,2% de Galicia, que junto con el País Vasco es la única autonomía con variación negativa, hasta el 83,6 por ciento de la Comunidad Valenciana y el 60,9 por ciento de Cataluña, a las que siguieron, a más de 20 puntos de distancia, Murcia (40,5%) y la Comunidad de Madrid (40,2%).

MADRID PASA DEL PUESTO 7 AL 17

En 2015, los valores extremos en cuanto a financiación pública universitaria son los del País Vasco, con 8.429 euros por estudiante, y Madrid, que, con 4.730 euros se sitúa a la cola. En el período 2009-2015, Madrid pasó de ser la séptima comunidad con mayor financiación pública por estudiante a ser la decimoséptima y Cataluña pasó de la quinta a la decimoquinta.

En cuanto a los ingresos por tasas y precios públicos, en 2015, el valor mayor corresponde a Cataluña, con 2.123 euros de media por estudiante, muy por encima del resto, seguida de Madrid (1.715 euros). La cifra de Cataluña es más de 2,55 veces el mínimo, que se sitúa en Galicia (832 euros). En relación con el PIB, el estudiantado de la Comunidad Valenciana (0,19%) hizo un esfuerzo entre tres y cuatro veces superior al de Islas Baleares (0,055%) y el País Vasco (0,053%).