La campaña de excavaciones en Orce (Granada) se reanuda el 9 de julio en Barranco León y Venta Micena

Trabajos en los yacimientos de Orce (Granada)
UGR/ARCHIVO
Publicado 10/06/2018 10:41:29CET

GRANADA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El inicio de la nueva campaña arqueológica de excavaciones del próximo verano en Orce (Granada) está programado para el 9 de julio y está previsto que se prolongue hasta el 29 de ese mismo mes, con la continuación de los trabajos de, entre otros, el área sur de Barranco León, y Venta Micena, donde se seguirá avanzando en la misma zona que en años anteriores, dada su "riqueza" de restos faunísticos.

En declaraciones a Europa Press, el director del plan general de investigación del yacimiento, Juan Manuel Jiménez Arenas, profesor de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada (UGR), ha explicado, en lo referente a Barranco León, que este yacimiento "está agotando sus posibilidades" y hay que plantear "en el futuro" por "donde ampliarlo o pensar en otros emplazamientos donde trabajar".

Jiménez Arenas ha explicado también que, a la hora de ampliarlo, el equipo se encuentra con las limitaciones geográficas del propio barranco hacia el este y un talud hacia el oeste. En líneas generales, la nueva campaña se llevará a cabo en las mismas zonas en las que se está trabajando desde 2015.

La Consejería de Cultura anunció recientemente que invertirá en el yacimiento de Orce 300.000 euros en campañas arqueológicas hasta 2020, un esfuerzo que va a permitir dar a conocer al mundo "la singularidad y la excepcionalidad" de este entorno del norte de la provincia de Granada.

Se trata de uno de los lugares más importantes para el conocimiento de las últimas etapas de la evolución, desde hace 2.700.000 años hasta la actualidad, con "una enorme cantidad de hallazgos de paleofauna y que, gracias a la investigación, son una fuente valiosísima para el conocimiento".

MODELO TRIDIMENSIONAL

Se ha presentado también este año una reconstrucción virtual de los trabajos desarrollados hasta la fecha, el primer modelo 3D realizado sobre un yacimiento tan antiguo, según informó la Universidad de Granada en una nota de prensa sobre esta iniciativa, enmarcada en el Proyecto General de Investigación ProyectOrce, que lidera la institución académica granadina.

Jiménez Arenas destacó en su presentación el carácter emblemático del yacimiento, "en el que se encuentran los restos humanos más antiguos del continente europeo". Asimismo, afirmó que "la Universidad se enfrenta al reto de convertirlo en un referente de la divulgación con el uso de nuevas tecnologías como el modelo 3D presentado, que hace partícipe a la ciudadanía de la importancia de este yacimiento".

Los yacimientos de Orce cuentan con una riqueza patrimonial e histórica excepcionales. En concreto, Fuente Nueva 3 cuenta con una importante acumulación de "proboscídeos", la familia de mamíferos de los mamuts y los elefantes, entre los que destaca "las defensas o colmillos de un mamut de más de cuatro metros de longitud", y una sección que supera los 30 centímetros, que "debieron pertenecer a un animal de más de cuatro metros de alto y aproximadamente catorce toneladas de masa corporal".

El modelo en 3D, que se ha realizado en nueve meses, recrea el escenario del yacimiento de forma realista y permite un viaje virtual a través de un motor de videojuegos. Se han hecho previamente otros modelos 3D de cuevas y yacimientos de la Prehistoria reciente, pero "la ventaja de Fuente Nueva 3 es que las grandes dimensiones de los colmillos del mamut hace que destaque en la superficie del yacimiento, pudiendo recrearse virtualmente de manera óptima", señaló el investigador Juan Francisco Reinoso Gordo.

El usuario puede visitar el yacimiento de dos maneras: con unos mandos, sin mover su cuerpo; o con movimiento, andando para tener una mayor sensación de inmersión. En cualquier caso, podrá ver distintas partes del yacimiento al girar la cabeza, gracias al sistema de posicionamiento tridimensional de las gafas y a sensores internos.

La UGR lidera estos trabajos como continuación de los dos últimos proyectos, que fueron dirigidos por el Institut Catalá de Paleoecología Humana i Evolució Social (Iphes).