Una pareja motera recorre el mundo de este a oeste por las 'carreteras legendarias'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Una pareja motera recorre el mundo de este a oeste por las 'carreteras legendarias'

Los moteros Rafael Campos y Mari Carmen Gragera en la Ruta 66
EUROPA PRESS/CEDIDA
Publicado 30/10/2016 10:21:37CET

Tras realizar más de 15.000 kilómetros por Europa, pasan de la Ruta 66 a la Carretera Transiberiana

CÓRDOBA/SEVILLA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El equipo 'Falco Stradale', formado por una pareja con residencia en Sevilla, se ha marcado el objetivo de recorrer el mundo en moto de este a oeste entre 2016 y 2017, con el paso por las 'carreteras legendarias', como así llaman a su aventura Rafael Campos, natural de la localidad cordobesa de Cabra, y Mari Carmen Gragera, de La Garrovilla (Badajoz), todo ello con el objetivo de "animar a la gente a que salga de su zona de 'confort'".

Así lo ha manifestado a Europa Press Rafael Campos, quien ha explicado que en la primera parte del viaje en pareja, ya concluida, han realizado la Ruta 66 de Estados Unidos en su 90 aniversario, desde Chicago a Los Ángeles, unos 4.000 kilómetros de aventura, donde han recordado "con nostalgia" el pasado "glorioso" de esta carretera que "se encargó de guiar a quienes iban al oeste del país en busca de oportunidades".

Tras ello, en 2017 prevén cruzar toda Asia desde Japón, a través de la 'Carretera Transiberiana', por su centenario, hasta llegar al extremo más occidental de Europa, Cabo da Roca en Portugal, a la vez que también descubrirán el extremo este del continente europeo situado en Ekaterimburgo, Rusia. En principio, han fijado el viaje para septiembre del próximo año, con una duración de unos 60 días.

En concreto, sobre su paso por Estados Unidos desde el día 1 de junio y durante unos 40 días, Rafael Campos afirma que cuando iniciaron su aventura partían de una concepción del país y sus habitantes que "para nada se ha correspondido con la realidad", al concebirlo "obsesionado con la seguridad desde el 11S, pero nada más lejos", porque, aunque "la sensación de seguridad es altísima, no llega a agobiar", y su gente, tanto en ciudad, como en pequeñas poblaciones, son "muy amable y cercana, siempre dispuesta a ayudar si ven que tienes un problema".

Al respecto, comenta que "llevar una bandera de España en la moto abrió muchas puertas", a lo que añade que "el idioma tampoco supuso un impedimento, porque en el sur de Estados Unidos hay mucha población hispana y siempre están contentos de conocer gente de la 'madre patria', como ellos llaman a España".

Además, relata que conocieron a una directora de escuela de un pueblo de Oklahoma que "gentilmente" los llevó a las últimas siete millas originales de la Ruta 66, que "están exactamente igual desde que se asfaltó ese tramo en 1937", recordando en este caso que la Ruta se empezó a construir desde Chicago en 1926, pero "no se asfaltó por completo hasta 1938, siendo la primera de Estados Unidos".

Otra cosa que confiesa que le ha llamado la atención es "el amor exacerbado que sienten por su país y su bandera", a la vez que "todos los cementerios tienen un memorial a los caídos de esa población en alguna de las guerras en las que ha tomado parte Estados Unidos".

También han realizado parte del periplo por Canadá, país que les ha resultado "espectacular en cuanto a los paisajes, como las cataratas del Niagara, y en cuanto a gastronomía, como los vinos de Niagara-on the lake, pero sobretodo en el cariño de sus gentes y en el amor a su país".

En relación a esta primera parte de la vuelta al mundo, ambos moteros elaboran un documental, "hablando del pasado español, pero también de los nativos americanos, contando la historia y curiosidades de los lugares visitados", algo que han compartido en las redes sociales y en 'http://falcostradale.com/'. Prevén subir el documental de esta aventura, próximamente, por capítulos, al canal de 'Youtube' denominado 'Falco Stradale'.

No obstante, los seguidores en redes sociales pueden ver "casi en tiempo real" el desarrollo de la aventura, dado que a la conclusión de cada etapa publican fotos y una pequeña crónica de cómo les ha ido el día, a la vez que, "si es posible, y el WIFI lo permite", subirán algún video de sus impresiones del día.

LA MOTIVACIÓN

Entretanto, el motero egabrense relata que la motivación para dar la vuelta al mundo en dicho vehículo se debe a que "viajar en moto es una cosa que engancha a los que quieren hacerlo de modo diferente". No en vano, llevan unos años juntos en los que no viajan con todo concertado, sino a su ritmo, "alejándonos de zonas turísticas para descubrir qué hay más allá de lo que se cuenta en guías de viaje y folletos", según remarca.

Así las cosas, valora que la moto es "ideal" para "llegar a los sitios más insospechados", y aunque admite que es "una manera de viajar sufrida por las inclemencias climatológicas, a cambio te convierte en el protagonista de tu propia aventura".

Por tanto, el objetivo de ambos es "demostrar que se puede viajar de forma diferente, animar a la gente a que salga de su zona de 'confort' y darse cuenta de que la vida es un regalo". Ante lo cual, reafirma que seguirán haciendo kilómetros, "viajando juntos para mostrar todo aquello que nos une y que merece la pena ser descubierto".

Según indica, "hay muchos aventureros que hacen este tipo de viajes en solitario", pero ellos se han propuesto hacerlo en pareja para "demostrar que se pueden hacer estas aventuras con la persona a la que quieres, formando un equipo". En su opinión, "la principal enseñanza es que 'No hay nada imposible, nunca desistas de un sueño, tan sólo trata de ver las señales que te llevan a él'".

Tras afirmar que ambos tienen "trabajos normales", ha precisado que próximamente iniciarán campañas de 'crowfunding' a través de canales como 'Verkami', 'Lanzamos' o 'Kickstarter'. A parte de eso, cuentan con "algún pequeño patrocinador local", aunque intentan "reclutar a más", a lo que apostilla que una aventura de este tipo se financia sobretodo con "ahorros y mucho sacrificio".

En cuanto a los alojamientos, Rafael Campos detalla que tienen claro en la planificación de aventuras de este tipo que "si haces cientos de kilómetros de una sentada, soportando lluvia y viento, un buen descanso es fundamental para continuar al día siguiente", de ahí que intentan ir con alojamiento reservado de antemano, a través de los portales de reserva anticipada, "siempre buscando la opción más barata y renunciado a lujos".

En el viaje de Estados Unidos alternaron varios tipos de hospedajes, como campamentos, cabañas, hoteles, hostales, casas de particulares, habitaciones para compartir y los típicos moteles de carretera de la Ruta 66. Pero, de cara a la próxima aventura, que será "por zonas más inhóspitas", intentarán reservar los alojamientos que puedan, a la vez que irán preparados con tienda de campaña y útiles para cualquier imprevisto.

LA VUELTA A EUROPA Y NUEVAS AVENTURAS

En la base para realizar la vuelta al mundo, la pareja motera tiene su antecedente en el verano de 2013, cuando dieron la vuelta a Europa en moto, una aventura a la que llamaron 'Euro-Diversión 2013'. En ese viaje realizaron 15.731 kilómetros durante 40 días por 20 países. Así, unieron el punto más al sur de Europa, en Tarifa (Cádiz), con el más al norte, Nordkapp (Noruega), pero también llegaron al centro geográfico, situado en Purnuskes (Lituania).

Ahora, con su paso por las carreteras del hemisferio norte, no descartan "próximamente" iniciar alguna aventura en moto al otro lado del globo, "quizá por África u Oceanía", según avanza Rafael Campos.

Mientras tanto, se quedan con "el entusiasmo" que causa a su familia y amigos cualquier viaje que se plantean, "porque saben que no va a ser como el que hace todo el mundo", declara el motero, quien apunta que "los más entusiasmados son los pequeños de la familia", después de que en su vuelta a Europa les llevaron sus cartas a "Santa Claus" y que tras la primera etapa de su vuelta al mundo "han preguntado por el Gran Cañón del Colorado y los indios", entre otras anécdotas que recuerdan.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies