"Contactos" en la oposición de Alcalá para una posible moción de censura

 Antonio Gutiérrez Limones
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 18:56:51 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los concejales del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) pertenecientes a Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña y el Partido Andalucista, junto con los ediles Aticus Méndez y Pedro Nieto, los dos concejales leales a Podemos en el grupo de Alcalá Puede, han anunciado este miércoles que han emprendido una "ronda de contactos" para intentar promover una moción de censura contra el alcalde socialista, Antonio Gutiérrez Limones, quien gobierna en minoría.

Recordemos que la corporación municipal alcalareña está formada por nueve concejales del PSOE que gobiernan en minoría frente a una oposición formada por cinco ediles del PP, cuatro de Alcalá Puede divididos entre dos capitulares escindidas de Podemos y otros dos leales de este partido, tres concejales de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, dos del PA, una de Ciudadanos y otra última concejal que concurrió también por la formación naranja pero ha sido recientemente expulsada de sus filas.

Se trata, así, de nueve concejales del Gobierno municipal socialista frente a 16 de la oposición, si bien después de que las concejales de Alcalá Puede Jésica Garrote y Sheila Carvajal abandonasen Podemos, dicho partido les acusó de ser "cómplices" del Gobierno municipal del socialista Antonio Gutiérrez Limones, por votar a favor de iniciativas controvertidas del Equipo de Gobierno.

De cualquier manera, los siete concejales que suman IU/AA, el PA y los ediles de Alcalá Puede leales a Podemos han iniciado "una ronda de contactos con ediles de la corporación alcalareña que compartan la necesidad de regenerar democrática y políticamente el Ayuntamiento, aboguen por tomar medidas frente a la corrupción y coincidan en la necesidad de sacar al PSOE del gobierno para devolver el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a sus vecinos", toda vez que el mandato comenzó ya con el fracaso de un intento de promover un gobierno alternativo en la propia sesión de investidura y las dos ediles de Ciudadanos, ahora divididas, votaron a favor del PSOE.

EL CASO ACM

Los concejales promotores de esta iniciativa, de cualquier modo, están firmemente convencidos de "la necesidad de expulsar del gobierno a un partido en el que destacados miembros activos están siendo investigados en el caso ACM y, que a día de hoy, se encuentra a las puertas del Tribunal Supremo, por el aforamiento del alcalde Antonio Gutiérrez Limones" como diputado del Grupo socialista en el Congreso.

Estos ediles consideran que "la gravedad de la situación de una ciudad cuyo gobierno está a la deriva, con un alcalde preocupado en su futuro político y un PSOE en vilo por el futuro judicial de varios de sus miembros, así como por la salida a la luz de la cara oculta de su gestión durante los últimos años, requiere un paso firme y responsable que deje atrás los 40 años del PSOE en el gobierno local".

El principal leitmotiv de esta ronda de contactos es llevar a la realidad "el deseo mayoritario de los vecinos de Alcalá, y cuya voluntad la expresaron en las urnas hace menos de un año: sacar al PSOE del gobierno local para regenerar la ciudad".

A juicio de los promotores, pese a la gravedad de los hechos ocurridos en ACM y que están siendo investigados, "no se ha producido ningún gesto que evidencie la preocupación del PSOE por aclarar los hechos y menos aún por defender los intereses de Alcalá", ya que "ni siquiera el Ayuntamiento se ha personado en una investigación que suma ya casi tres años".

"CLIMA DE INESTABILIDAD"

"La gestión política del gobierno socialista se sustenta en la pasividad y una continua dejación de funciones, además de en una evasión reiterada de la responsabilidad ante problemas de calado que requieren solución. Claros ejemplos de ello son, entre otros, la falta de convocatoria de las comisiones de trabajo, el ninguneo al que miembros del gobierno someten a la oposición, o la falta de un modelo del gobierno para la organización municipal a nivel económico, social y en materia de recursos humanos, entre otros muchos".

A esto cabe sumar, según defiende, "la pérdida de todo sentido democrático en el funcionamiento de la institución, boicoteando el trabajo de la Corporación Municipal, eludiendo dar cumplimiento a la práctica totalidad de los acuerdos aprobados por el pleno", lo que ha dado lugar a "un clima de inestabilidad política, económica y social en la ciudad que ha provocado que la ciudadanía siga reclamando un cambio político que haga realidad lo que expresó en las urnas: un gobierno que trabaje por Alcalá y deje fuera a los intereses partidistas del PSOE".

Francisco Javier Fernández

Francisco Javier Fernández

Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía

27/06/2018

Patrocinado por