Prisión provisional para tres de los ocho detenidos por los incidentes de la Madrugá

 

Prisión provisional para tres de los ocho detenidos por los incidentes de la Madrugá

La Virgen de la Macarena en la Madrugá del Viernes Santo
EUROPA PRESS/E. BRIONES
Actualizado 14/04/2017 21:54:58 CET

SEVILLA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El juzgado en funciones de guardia de detenidos en Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión provisional para tres de las ocho personas que han sido detenidas como consecuencia de los incidentes registrados en la conocida Madrugá del Viernes Santo sevillano.

   En concreto, el juez ha acordado prisión provisional para los tres detenidos que portaban barras metálicas, por los presuntos delitos de desórdenes públicos agravados, tipificados en los artículos 557 y 557 bis 3 del Código Penal, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, que han explicado que las otras cinco personas han quedado en libertad con cargos.

   A cuatro de estas cinco personas que han quedado en libertad provisional se les atribuyen presuntos delitos de desórdenes y contra sentimientos religiosos, según han indicado las mismas fuentes.

   Por otro lado, el restante de esos cinco detenidos ahora en libertad con cargos fue objeto por la mañana de un procedimiento urgente por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos del artículo 523 del Código Penal.

   Se trata de un hombre de origen senegalés, según se ha informado en la rueda de prensa que por la tarde han ofrecido el concejal delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano.

   La Fiscalía ha calificado su actuación como constitutiva de un delito contra los sentimientos religiosos del artículo 523 del Código Penal por el que ha interesado para él una pena de cuatro meses de multa a razón de seis euros diarios.

   Según el Ministerio Público, este hombre, identificado como P.M.D., con ocasión de la salida procesional de la hermandad de la Esperanza de Triana, y cuando circulaba por la calle Reyes Católicos, "con intención de alterar el normal desarrollo de la procesión, empezó a gritar a la comitiva cuando pasaba el paso de misterio 'Alá es grande', manifestaciones que repitió en multitud de veces", generando "el lógico desasosiego a los cofrades y al público en general".

   Cabe recordar además que el dispositivo policial de Semana Santa ha abierto una investigación por la actuación de un grupo de siete jóvenes, algunas de ellas menores, que, en medio de una carrera, aparentemente pararon para reírse de quienes corrían con una actitud que agravó una de las situaciones de pánico en la Avenida de la Constitución. No están detenidas aunque se han abierto diligencias, según han informado desde el Ayuntamiento hispalense.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies