ASAJA Huesca pide al Gobierno de Aragón que controle la nueva presencia de osos en el Valle de Benasque

Actualizado 28/04/2011 20:46:33 CET

ZARAGOZA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

ASAJA Huesca ha reclamado nuevamente al Gobierno de Aragón que controle la presencia de nuevo de osos en Gabás, el Valle de Benasque puesto que los ganaderos "vuelven a sentir la inquietud por la presencia detectada de estos plantígrados que les recuerda el ataque a sus rebaños de ovejas que se saldó con un animal muerto y con un rebaño nervioso, inquieto, por la presencia de osos por la zona donde pastan.

Los rebaños de los socios de ASAJA Huesca, los hermanos Isidro y José Antonio Bruned y otros ganaderos, suman más de mil cabezas de ganado ovino, y andan nerviosas porque de nuevo les rondan los osos, como el año pasado, ha relatado los ganaderos.

José Antonio Bruned ha rememorado que "el año pasado mataron una oveja y nos indemnizaron pronto el animal muerto; el problema es el estrés que le queda al rebaño. Ahora mismo ya las notamos nerviosas y eso no lo paga la administración y repercute en el comportamiento de las ovejas y en los partos".

Los ganaderos se van a poner en contacto con el Gobierno de Aragón para que los agentes de protección de la naturaleza comprueben en la zona las pistas de la presencia de los plantígrados.

"El año pasado nos comentaron que tal vez una osa estaba preñada, y estos días hemos descubierto huellas que pueden corresponder a una osa y su cría, y andan cerca, por eso tenemos al rebaño nervioso. Además parece que estos osos no están de paso como nos dijeron el año pasado, sino que les gusta la zona, por lo que pedimos pasar a ser zona con Baremo 1 de peligrosidad por zona osera y no zona 3 como estamos ahora" ha argumentado Bruned.

El secretario general de ASAJA Huesca, Ángel Samper ha señalado que la organización demanda de la administración "sensibilidad" hacia los daños y perjuicios que sufren los ganaderos por determinadas especies.

"Estamos viendo lo que ocurre con los buitres, falta de alimento que deriva en ataques a rebaños y muerte de animales; ahora salen los osos de la hibernación y de nuevo inquietud en ganaderos y rebaños. Creemos que el contacto entre administración, organizaciones agrarias y ganaderos debe ser constante y fluido y las medidas correctoras de los daños no pueden dejar desprotegidos siempre a los mismos, a los ganaderos", ha indicado.

Desde ASAJA se recuerda que la Mesa del Oso sigue sin convocarse desde hace muchos meses, mientras se producen reuniones de alto nivel de las administraciones de regiones implicadas en la defensa del oso (Aragón, Navarra, Cataluña, Francia).

"Nosotros seguimos necesitando información de primera mano de nuestra administración, y que se articulen medidas que de verdad aporten soluciones a los daños continuados en el tiempo que provocan especies como buitres y osos a nuestros rebaños, pues el perjuicio va más allá de la indemnización por un animal muerto, hay que analizar con más detalle los daños y que los ganaderos nos sintamos de verdad protegidos por nuestros administradores", ha concluido Ángel Samper.