El cuadro 'La Vaquilla del Ángel', de Salvador Gisbert, se presenta en el Museo de Teruel

'La Vaquilla Del Ángel'
MUSEO TERUEL
Actualizado 18/06/2012 21:55:52 CET

TERUEL, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Teruel y la Fundación Amantes han organizado un conjunto de actividades, los días 19 y 20 de junio, para dar a conocer la época en que desarrolló su actividad artística Salvador Gisbert (1851-1912), con motivo de cumplirse el centenario de su muerte. Entre ellas destaca la presentación de 'La Vaquilla del Ángel', una obra cuya adquisición y restauración permite conocer mejor las formas de celebrar dicho festejo a finales del siglo XIX.

Además de dar a conocer esta importante obra a la sociedad turolense, se contemplan conferencias y visitas a varios espacios de la ciudad de Teruel representativos del cambio de siglo. Con estas iniciativas culturales, se da continuidad a las diversas actividades promovidas con motivo de celebrarse el XXV aniversario de la actual sede del Museo de Teruel.

La presentación correrá a cargo de la restauradora del mismo, Gemma Rabanaque. Tendrá lugar en el salón de actos del Museo este martes a las 19.30 horas. Por otra parte, el miércoles 20 de junio, se impartirá en la Iglesia de San Pedro, a las 19.00 horas, la conferencia de Carlos Forcadell: 'De la diligencia al ferrocarril: atrasos y tiempos modernos en Teruel en torno a 1900'.

Esa misma jornada del miércoles, y a partir de las 19.30 horas, tendrán salida en la Iglesia de San Pedro, una serie de Itinerarios guiados por Teruel --Casino, banca Garzarán, farmacia Giménez, la Iglesia del Convento del Corazón de Jesús-- que terminarán con la visita al Museo de Teruel para conocer más a fondo el cuadro de Salvador Gisbert. También en la Logia del Museo, y a las 21.30 horas, se desarrollará una velada cultural, con lectura de textos de la época y la intervención musical del grupo Sweet Home Trio.

Para las actividades programadas el día 20 de junio, es necesario adquirir la correspondiente entrada en el Mausoleo de los Amantes.

MEJOR ARTISTA TUROLENSE ENTRESIGLOS

Salvador Gisbert, natural de la localidad de Blesa, fue el mejor artista turolense durante el periodo que va de finales del siglo XIX a comienzos del siglo XX. Tuvo además una gran influencia en buena parte de los creadores turolenses del primer cuarto del pasado siglo. No sólo fue notable su producción de lienzos y dibujos, también debe destacarse su trabajo en el ámbito de la pintura mural. Entre los ejemplos más sobresalientes de esa última faceta, se encuentra la decoración del interior de la Iglesia de San Pedro de Teruel.

En 1997, la Diputación Provincial de Teruel e Ibercaja organizaron en el Museo de Teruel la exposición antológica 'Salvador Gisbert: recuperar la memoria', que permitió redescubrir y valorar adecuadamente la trayectoria creativa de este artista que permanecía un tanto olvidado.

Ahora, la restauración del cuadro 'La Vaquilla del Ángel' constituye otra excelente oportunidad para aproximarse de nuevo a la obra de Salvador Gisbert.

'La Vaquilla del Ángel' es un óleo de 55 por 88 centímetros y fue realizado por Salvador Gisbert en febrero de 1885. Como su título indica, la pintura recoge una escena costumbrista que representa la Vaquilla del Ángel. Para llevar a cabo este lienzo, ejecutado de manera realista, su autor elaboró diversos dibujos previos. Este cuadro fue donado por su autor a la Sociedad Económica Turolense del Amigos del País para que se sortease y con su recaudación sufragar algunas necesidades de la ciudad, como la limpieza de las calles.

La recuperación para el patrimonio cultural turolense del citado cuadro de Salvador Gisbert se produjo en 2009. El Museo de Teruel consideró entonces que se trataba de un lienzo de gran interés, máxime teniendo en cuenta que son muy escasas las obras conocidas de Gisbert y más infrecuente todavía el que afloren al mercado obras de este artista no catalogadas. Esta obra, por tanto, de gran rareza, fue adquirida en su momento por una familia que posteriormente emigró a Argentina.

RESTAURACIÓN

El lienzo 'La Vaquilla del Ángel' llegó al Museo de Teruel en un estado de conservación deficiente. De ahí que el proceso de restauración, que se realizó en el taller del Museo en 2010 y que se prolongó durante dos meses, haya permitido devolver la obra a un estado lo más parecido posible al original.

Se han retirado todos los elementos añadidos en las intervenciones anteriores que sufrió el cuadro y se ha conseguido una mejor conservación para el futuro. Además, durante el proceso de limpieza salieron a la luz muchos detalles que dan a la obra una mayor claridad y legibilidad.