Oliván: "Ningún niño que lo necesite" se quedará sin beca de comedor

El consejero Ricardo Oliván atendiendo a los medios en las Cortes de Aragón
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 16:29:17 CET

ZARAGOZA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha subrayado la voluntad del Ejecutivo de que "ningún niño que lo necesite se quede sin beca de comedor por cuestiones de plazo", motivo por el cual han ampliado hasta el 4 de julio la posibilidad de que las familias que han tenido beca de comedor durante el curso puedan optar a ella en los meses de julio y agosto.

   En declaraciones a los medios de comunicación, en los pasillos de las Cortes de Aragón, donde se celebra sesión plenaria, se ha referido así a las 353 solicitudes presentadas dentro del plazo previsto inicialmente, que se cerró este martes, 24 de junio, 312 en Zaragoza, 28 en Huesca y 13 en Teruel.

   Esta convocatoria estaba dirigida a las familias de las tres capitales de provincia que han sido beneficiarias de becas de comedor durante el curso 2013-2014 y ahora el plazo se ha ampliado hasta el 4 de julio.

   Esa misma fecha es la fijada para quienes han percibido estas ayudas durante el curso y no residen en las tres capitales de provincia, a quienes se les va a ofrecer una aportación de 180 euros por hijo becado, que deberá destinarse íntegramente a la compra de productos alimenticios de primera necesidad, cuantía que se incrementará en 120 euros por cada hermano becado hasta un máximo de 600 euros.

   Oliván ha explicado que "el esfuerzo que se ha hecho por difundir el tema ha sido máximo, pero viendo los datos pensamos que puede haber más niños en esa situación y por cuestiones de plazo no se pueden dejar" de otorgar estas ayudas.

   También ha comentado que algunas solicitudes no han sido admitidas "porque no tenían la beca previa", condición para poder recibirla en verano, y otras puesto que, "quizá por confusión, han solicitado la ayuda para un comedor en Zaragoza, cuando están domiciliados en medio rural", quienes tiene que pedir una prestación económica.

COLEGIOS

   El consejero ha manifestado, sobre la previsión de que haya siete colegios --cinco en Zaragoza, uno en Huesca y otro en Teruel-- para dar este servicio de comedor estival, que se sabrá cuántos son necesarios "cuando tengamos todos los datos". No obstante, ha comentado que ahora se están trabajando con las peticiones presentadas dentro del plazo inicial, para que los niños puedan ser atendidos a partir del 1 de julio.

   "A partir del incremento de demanda que puede haber" a partir del día 4, se reorganizará el servicio, y ha indicado que "hoy ha salido la lista provisional de admitidos y hay tres días para recurrir". Por otra parte, ha pedido a las entidades vinculadas a estos colectivos que colaboren en la difusión de las ayudas.

   En el caso de FAPAR, que ha criticado los criterios fijados para otorgarlas, Oliván ha comentado que "respeto todas las opiniones" y "pediría que una parte del tiempo lo dediquen a difundir" esta medida.

   El consejero también se ha referido a los 720.000 euros que ha previsto el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para Aragón dentro de un fondo extraordinario para erradicar la pobreza infantil, con los que se van a financiar los comedores escolares de verano.

   Esta cantidad "está confirmada, pero no aprobada en Consejo de Ministros", ha matizado Oliván, y ha precisado que si no se gasta en los comedores, "se dirigirá a otras cuestiones de luchar contra la pobreza infantil".

   Finalmente, ha apuntado que su Departamento, fundamentalmente a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, "articula desde hace tiempo medidas para luchar contra este asunto", con 33 millones de euros el año pasado, destinados a ayudas de intervención familiar, ayudas familiares urgentes y al Ingreso Aragonés de Inserción, entre otras cuestiones.