Javier María Pérez-Roldán: "La ideología de género es el nuevo marxismo que busca la destrucción de la familia"

Javier Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna
YOUTUBE
Publicado 07/03/2018 19:28:11CET

OVIEDO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Centro Jurídico Tomás Moro, Javier María Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna, ha manifestado que el fin último de la ideología de género, el "nuevo marxismo", es la "destrucción de la familia" y que "de forma inadvertida está difundiendo falsos dogmas, algunos con mayor y otros con menor éxito, pero todos ellos financiados con nuestros impuestos".

Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna ofrecerá este jueves a las 20.00 horas una conferencia organizada por el centro Jurídico Tomas Moro en el Gran Hotel España de Oviedo titulada 'Cómo combatir la ideología de género'. Entiende que la ideología de género, es "una nueva ideología que se basa en el odio entre sexos y como toda ideología de odio no trata de liberar sino de destruir, no busca la verdad, sino que fomenta el engaño".

En declaraciones a Europa Press, el jurista sitúa el origen de la ideología de género como una traslación de la filosofía marxista del ámbito económico al ámbito de la familia. "La fracasada idelogía comunista comenzó como una lucha de clases, ahora como no existe esa división al estar una clase media asentada, la táctica es dividir a la sociedad entre mujeres y personas LGTB".

En cuanto a la huelga de este jueves 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer, Pérez-Roldán ha destacado que con el manifiesto convocante las feministas "se han quitado la careta organizando un paro político" cuando hablan de la lucha de las mujeres en la II Repúbluica, en la Guerra Civil y contra el colonialismo "defendiendo sólo a las mujeres de izquierda desamparando a las mujeres de pensamiento conservador".

En este sentido recuerda que la diputada socialista Victoria Kent se opuso al sufragio femenino ante las Cortes españolas en 1931, cuando se enfrentó a otra feminista, Clara Campoamor. "La defensa de la igualdad en derecho y en dignidad entre mujeres y hombres debería de estar al margen de los planteamientos de izquierdas o de derechas".

Cuestiona totalmente la existencia de la brecha salarial al entender que "muchas mujeres eligen libre y voluntariamente la jornada reducida en sus trabajos y por lo general no realizan labores remuneradas con un plus de peligrosidad que sí realizan los hombres". Y añade que en la inmensa mayoría de los empleos, a igual trabajo, el salario entre hombres y mujeres es el mismo.

Ha apuntado también la parte positiva de ser mujer en este mundo, destaca que el 99% por ciento de los solados que mueren en las guerras son hombres, que las mujeres viven una media de 10 años más que ellos y que actualmente hay un 30% más de licenciadas que de licenciados.

CONTRADICCIONES EN CUESTIÓN DE SEXO

El abogado especializado en Derecho de Familia señala varias contradicciones que abanderan las feministas y el colectivo LGTB. "Si realmente no existe el sexo sino el género no tiene ningún sentido la celebración del Día de la Mujer. Igualmente también explica que ante la ausencia de sexo, no tiene mucha explicación que un transexual se opere.

"Al ser cuestión de identidad y no de sexo cada uno puede sentirse hombre o mujer según le pueda beneficiar o interesar, será imposible legislar en este sentido", apunta.

En cuestión de sexualidad, el jurista anima a los colectivos de LGTB que dediquen sus esfuerzos para que la Organización de Naciones Unidas (ONU) presione a los países como Irán o Arabia Saudí en los que condenan a muerte la homosexualidad y se golpea legalmente a las mujeres.

Por último, ha condenado la pretensión de la imposición de la ideología de género en los colegios, mediante la asignatura de Educación para la Ciudadanía y otras medidas que se están implantando en algunas Comunidades Autónomas.

"Al final lo que se pretende con la ideología de género es la rebelión del hombre contra Dios y borrar la frase de que Dios crea a la mujer y al hombre, sino que cada uno se hace así mismo, y esto quiere imponérselo ya a los niños desde muy pequeños", concluye.