El tabaco provoca 2.250 fallecimientos anuales en Asturias

 

El tabaco provoca 2.250 fallecimientos anuales en Asturias

Presentación del Día Mundial Sin Tabaco que se celebra el miércoles 31 de mayo.
GOBIERNO DE ASTURIAS
Publicado 29/05/2017 19:03:47CET

Dos de cada diez asturianos aseguran ser fumadores pasivos en sus domicilios

OVIEDO, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El director general del Salud Pública del Principado, Antonio Molejón, ha informado este lunes de que el tabaco afecta a alrededor de un 30 por ciento de la población asturiana y provoca unos 2.250 fallecimientos al año, 2.268 en 2015. Esta epidemia es la principal causa de muerte evitable en el mundo, ya que es responsable de más de 5 millones de fallecimientos anuales, más que el VIH-SIDA, la tuberculosis y el paludismo juntos, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Molejón ha presentado estas cifras, con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra el 31 de mayo, junto con el neumólogo del Hospital San Agustín y miembro de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (Sedet), Manuel Ángel Martínez; el coordinador del Grupo Atención al Tabaquismo de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc), José Manuel Iglesias; el vicepresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, Ricardo González, y el jefe de Servicio de Promoción de la Salud y Participación de la Consejería de Sanidad, José Ramón Hevia.

Molejón ha destacado la caída favorable del consumo de tabaco y la exposición al humo en los espacios públicos desde la entrada en vigor de la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo de 2005, endurecida en 2010. Sin embargo, "queda aún mucha tarea pendiente en el ámbito privado, ya que el humo de tabaco ajeno o tabaquismo pasivo es responsable de una de cada ocho muertes relacionadas con esta causa. "De ahí la importancia de crear ambientes completamente libres de humo porque es la única manera efectiva de proteger a las personas", ha añadido.

Según la última encuesta de salud, la exposición al humo de tabaco ha descendido sensiblemente en los lugares públicos del Principado. El 2% de la población asegura verse afectada por el tabaquismo pasivo en ellos y el 3%, en los espacios de trabajo. Esta situación difiere de lo que ocurre en el entorno familiar, donde dos de cada diez personas afirman estar expuestas a lo que se conoce como humo de segunda mano procedente de fumadores en el hogar.

El humo que respiran los no fumadores contiene más de 4.000 productos químicos, muchos de ellos altamente tóxicos y cancerígenos. Respirarlo supone una amenaza para la salud de todos y, sobre todo, de las personas más vulnerables como las mujeres embarazadas, los lactantes, los recién nacidos, los niños, adolescentes y quienes padecen alguna enfermedad cardiaca o vascular; ha añadido Molejón.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies