Torre exigirá a Vesuvius que si disminuye la producción por razones de mercado no se haga sólo en la planta asturiana

Actualizado 10/06/2009 12:57:43 CET

OVIEDO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria y Empleo del Principado de Asturias, Graciano Torre, manifestó hoy que "en tiempos de crisis parece exigible que cualquier empresa tenga la obligación de procurar la supervivencia de la misma y en el caso de existir varias plantas, como en Vesuvius lo lógico es que si se disminuye producción por razones de marcado se haga pero no en una sola planta".

Torre hacía estas declaraciones antes de participar en el acto de inauguración de las jornadas sobre el papel del sector público en tiempos de crisis organizado por el Consejo Económico y Social, CES. Se refería de ese modo a la reunión que va a mantener esta tarde con los directivos de la empresa Vesuvius, cuyos trabajadores están encerrados en las instalaciones ante el anuncio de la compañía de cerrar la planta.

El titular de Industria y Empleo manifestó que su intención es defender la continuidad de la factoría y por tanto ha hecho "lo que cree conveniente que es llamar a la central para poder entrevistarse con el director mundial de producción".

Preguntado por las ayudas recibidas, por parte de la compañía, Torre indicó que si las recibió fue hace muchos años, teniendo en cuenta que la empresa es de 1985.

"El año pasado habían pedido dinero con cargo a los fondos mineros para ampliar la planta pero no los han utilizado", dijo Torre, que indicó que si es cierto que los datos del Registro Mercantil si reflejan beneficios.

KONECTA.

Por otra parte, a preguntas sobre otro conflicto laboral, el de la empresa Konecta, ubicada en Avilés que anunció el despido de 80 trabajadores, Graciano Torre manifestó que dicha compañía "ha cumplido con holgura el compromiso adquirido".

"No se puede aprovechar la crisis, ni por parte de los empresarios ni de los trabajadores", dijo Torre que explicó que Konecta tenía un compromiso con la consejería por las ayudas que recibió de mantener 75 empleos y en este momento, una vez que los 80 despedidos salgan, tiene 190 empleos de los que 90 son indefinidos, por lo que ha cumplido con holgura.

Dijo además que los empleados estaban con un empleo por obra y servicio por un contrato que Konecta tenía con Telefónica y que ya ha concluido, por lo que los trabajadores cesan también en su contrato.

"No estamos ante un despido ni un ERE por otra causa, es duro y difícil para quienes pierden el trabajo, pero no se puede mezclar las cosas y decir que por causa de la crisis se les despide", concluyó Torre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies