Cantabria liderará la lucha contra los plumeros en el Arco Atlántico

Presentación del proyecto Life+ contra los plumeros
GOBIERNO
Publicado 21/06/2018 16:40:38CET

Medio Rural financia y promueve el proyecto LIFE+ 'Stop Cortaderia', con un presupuesto de 3.569.390 euros y cuatro años de duración

SANTANDER, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una alianza de ONGs ambientales y sociales y la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria va a gestionar el proyecto LIFE+ 'Stop Cortaderia', que acaba de aprobar la Comisión Europea, con un presupuesto de 3.569.390 euros, cuya finalidad principal es la eliminación de los plumeros en los espacios costeros de la Red Natura 2000 de Cantabria y la contención de la expansión de esta planta invasora hacia el interior de la región, con iniciativas para extender la lucha contra el plumero a lo largo del Arco Atlántico, desde el norte de Portugal hasta el sur de Francia.

El consejero Jesús Oria, en rueda de prensa, ha explicado que la existencia en Cantabria del Plan Estratégico Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras y el Plan de Acción contra el Plumero ha sido "determinante" para la aprobación de este proyecto, dentro del Programa LIFE que es el instrumento financiero de la Unión Europea para la conservación de la biodiversidad.

Oria, al que acompañaban en la presentación del proyecto LIFE+ 'Stop Cortaderia' un representante de cada una de las entidades participantes, SEO-Birdlife, AMICA, AMPROS y SERCA, ha señalado que la colaboración con estas asociaciones que agrupan a colectivos con riesgo de exclusión social ha sido otro de los factores que ha inclinado la balanza a favor del proyecto, que competía con propuestas de toda Europa.

El consejero ha indicado que la Consejería de Medio Rural "no es una recién llegada en la lucha contra las especies invasoras" y ya en 2005 se puso en marcha el primer plan de lucha contra plantas invasoras, que, inmediatamente, se amplió a la fauna.

Oria ha recordado que la Consejería de Medio Rural siempre ha tenido en cuenta a estos colectivos en todas las iniciativas de lucha contra las especies invasoras y que de esta colaboración solo puede extraer "conclusiones positivas", con trabajos realizados con "minuciosidad y profesionalidad máximas".

Por su parte, los representantes de las ONGs ambientales y sociales que participan en este proyecto han destacado el valor de las alianzas entre la administración pública y la sociedad civil para sacar adelante proyectos como este, de excelencia ambiental.

Felipe González, en representación de SEO-Birdlife, ha indicado que esta aprobación es un premio a un proyecto bien hecho que ha supuesto más de un año de tramitación.

Los representantes de AMICA, Mercedes del Hoyo; AMPROS, Carmen Sánchez, y SERCA, José Luis Urraca, han agradecido la fundamental implicación de la Consejería de Medio Rural y han expresado su satisfacción por poder contar con trabajo, a cuatro años vista, para personas que tienen muchas dificultades para acceder al mundo laboral, además de contribuir a la conservación de la naturaleza de Cantabria.

PROYECTO LIFE+ 'STOP CORTADERIA'

El proyecto se iniciará en octubre de este año. Se articula sobre 20 acciones que se desarrollarán a lo largo de cuatro años, hasta el 30 de septiembre de 2022, divididas en cuatro bloques: Acciones preparatorias y estudios previos; acciones directas de eliminación y control; monitorización y seguimiento; y difusión y sensibilización.

La Comisión Europea financiará el 52,86%, 1.886.746 euros, mientras que la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación aporta el 33,62% 1.200.000 euros.

Las entidades beneficiarias aportan 374.644 euros, el 10,49%, y, por último, seis administraciones y empresas contribuyen con 18.000 euros cada una: Ministerio de Fomento, Xunta de Galicia, Ayuntamiento de Santander, Solvay, Astander y Viesgo, completando así el presupuesto total.

Entre las acciones más destacables está la realización de una cartografía del plumero en Cantabria a través de la teledetección, que permitirá tener una imagen precisa de la extensión de esta especie en la región y así evaluar posteriormente los resultados del proyecto; el ensayo de experiencias de eliminación de plumeros en zonas de gran densidad (carreteras, áreas industriales y mineras y zonas periurbanas), o la creación de una red alerta temprana y respuesta rápida para detectar nuevos focos de invasión hacia el interior de Cantabria.

UN PROYECTO PARA LA NATURALEZA Y LAS PERSONAS

El 52% del presupuesto está destinado a contratar personal, ya que el trabajo de eliminación y control de los plumeros lo llevarán a cabo las cuadrillas contratadas por las entidades sociales AMICA, AMPROS y el SERCA, lo que da una importante dimensión social a la iniciativa.

Concretamente, el proyecto supondrá la contratación directa durante el periodo de duración del proyecto de 24 personas (tres técnicos y 21 operarios), además de una docena de personas más que participarán de manera parcial en las diferentes acciones.

Serán los técnicos de la Dirección General del Medio Natural quienes se van a encargar de la supervisión técnica de los trabajos que se ejecuten. El objetivo del proyecto es eliminar el plumero en zonas de especial valor ecológico dentro de la Red Natura 2000 de la región y evitar su expansión hacia el interior, con la meta de lograr pasar de los 19 municipios que actualmente están libres del plumero, a los 37 a finales de 2022.

Tanto el consejero Oria como el representante de SEO-Birdlife han insistido en que la aprobación de este proyecto por la Comisión Europea es un apoyo muy importante a la labor que la Consejería viene realizando desde 2005 y, particularmente, en esta legislatura con la aprobación del Plan Estratégico y del Plan de Acción, pero en modo alguno puede esperarse que solo con este proyecto se logre acabar con la presencia del plumero en Cantabria.

Según hna explicado, una meta realista es detener su expansión y lograr una coordinación efectiva entre las diferentes administraciones implicadas, las organizaciones sociales y ambientales, y los ciudadanos en general, pues solo desde una acción conjunta e integrada se podrá lograr el objetivo de erradicar el plumero.

UNA INICIATIVA TRANSNACIONAL

Además de la Consejería de Medio Rural y de las ONGs ambientales y sociales, en el proyecto participan dos socios portugueses como beneficiarios asociados (el Instituto Politécnico de Coimbra y el municipio de Vilanova de Gaia) y la Comunidad de Municipios de Aquitania y Poitou-Charentes (Francia), que se implicará en la elaboración de una 'Estrategia Transnacional de Lucha contra el Plumero en el Arco Atlántico' y en la participación en un Grupo de Trabajo del Arco Atlántico.

El Principado de Asturias y el País Vasco también participarán en la elaboración de esa estrategia y en su difusión. También se cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, que elaborará una Estrategia Nacional de Lucha contra el Plumero y participará activamente en el citado grupo de trabajo.

La entidad AMICA es el beneficiario-coordinador el proyecto, mientras que AMPROS, SERCA, SEO-Birdlife, el Instituto Politécnico de Coimbra y la Cámara Municipal de Vila Nova de Gaia serán beneficiarios asociados.

El proyecto aprobado por la Comisión Europea contiene una serie de iniciativas para extender la lucha contra el plumero a lo largo del Arco Atlántico, desde Portugal hasta el sur de Francia, implementando estrategias, planes de acción y campañas de comunicación que informen sobre la grave amenaza que supone la expansión del plumero.

A juicio de los promotores del proyecto, la idea de extender la lucha contra el plumero más allá de Cantabria ha sido uno de los motivos de que la Comisión Europea haya seleccionado este proyecto, que es el primero que financian los fondos LIFE destinado exclusivamente a la lucha contra esta especie invasora.