Piden 8 años y multas millonarias para los administradores de Torres Férricas

 

Piden 8 años y multas millonarias para los administradores de Torres Férricas

Actualizado 04/12/2014 6:35:58 CET

Fiscalía y AEAT les imputan cuatro delitos contra la hacienda pública por fraude en el IVA y en el impuesto de sucesiones en 2004 y 2005

SANTANDER, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tanto la Fiscalía como la Agencia Tributaria reclaman multas e indemnizaciones millonarias a los administradores de las empresas Torres Férricas y Torres Férricas Montajes (antigua Canduela de Peñacastillo), imputados por fraude fiscal. La Fiscalía les pide en total ocho años de cárcel (cuatro para cada uno) y hasta 6,5 millones de euros entre multas e indemnizaciones en concepto de responsabilidad patrimonial.

El Ministerio Fiscal y la AEAT les imputan cuatro delitos contra la hacienda pública por fraude en el IVA y el impuesto de sucesiones en los años 2004 y 2005. Además, la AEAT formuló también acusación contra las sociedades Torres Férricas y Torres Férricas Montajes como responsables civiles subsidiarios.

La instrucción del caso concluyó a primeros de 2011, y la apertura de juicio oral se decretó en junio de 2012. El asunto pasó entonces al Juzgado de lo Penal nº2, quien lo ha devuelto al Juzgado que instruyó el caso -el nº4 de Santander- para que se requiera a los responsables civiles subsidiarios, a los que se está tratando de localizar, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

La Fiscalía señala en su última memoria anual, recogida por esta agencia, que el denominado proceso Torres Férricas "despliega una doble vía delictiva, vinculado a una importante defraudación de IVA con un procedimiento de alzamiento de bienes" que ocasionó "no solo un relevante perjuicio para la administración tributaria, sino también para los propios trabajadores de la mercantil", que fueron despedidos.

Se trata, según la Fiscalía, de una fase intermedia de "un complejo proceso defraudatorio sucesivo en el tiempo y que se extiende por todo el territorio nacional". Un proceso que pone de manifiesto "la necesaria coordinación que resulta indispensable para todos los entes públicos encargados de perseguir este tipo de delincuencia".

ZARAGOZA

Torres Férricas y Torres Férricas Montajes se constituyeron en Zaragoza en mayo de 2002 y junio de 2004, respectivamente. La segunda se encargaba fundamentalmente de la instalación y mantenimiento de las grúas torre -marca Canduela- fabricadas por Torres Férricas, con la que compartía instalaciones, accionariado y administrador único, el acusado ME.H.L.

En 2005 se trasladó el domicilio social de las dos entidades a las instalaciones de Canduela en el Barrio San Martín del Pino de Peñacastillo, en Santander, nombrándose administrador único de ambas al acusado JL.A.F.

Según consta en la documentación del caso, a la que ha tenido acceso Europa Press, en 2004, Torres Férricas (TFSA) vendió a Torres Férricas Montajes (TFM) 60 grúas torre marca Canduela pero sólo declaró la venta de 32; y en 2005 hizo lo mismo, sólo que esa vez vendió 98 y sólo declaró tres grúas.

Según la Fiscalía, Torres Férricas dejó de ingresar cuotas en el IVA de 276.694 en 2004 y de 515.764 euros en 2005, así como 585.605 euros en el impuesto de sucesiones en 2005. Mientras que TFM defraudó en 2005 338.061 euros de cantidades indebidamente deducidas de IVA y 442.482 euros de cuotas que no ingresó.

Por todo ello, el Ministerio Fiscal pide para el primer administrador de Torres Férricas y Torres Férricas Montajes, ME.H.L., cuatro de años de cárcel por fraude en el IVA y el impuesto de sociedades en 2004, multas por importe de 1,724 millones de euros, y una indemnización a la Hacienda Pública de 862.300 euros.

Para JJ.A.F. pide otros cuatro años de cárcel por fraude en el IVA de 2005 en las dos empresas, multas por valor de 2,592 millones de euros e indemnización a la Hacienda Pública de 1,296 millones de euros.

En el caso de la AEAT, la petición de indemnización asciende a 1,71 millones de euros y se extiende a Torres Férricas y Torres Férricas Montajes como responsables civiles subsidiarias, empresas a las que el juzgado intenta localizar para remitirles el pertinente requerimiento, de momento sin éxito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies