Educación asegura que los padres de Garciotum conocen "perfectamente" el cierre del centro educativo

 

Educación asegura que los padres de Garciotum conocen "perfectamente" el cierre del centro educativo

Alumnos de Garciutum en el parque del pueblo
PSOE
Actualizado 10/09/2012 22:12:43 CET

TOLEDO, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha asegurado que tanto el equipo directivo del colegio de Garciotum como los padres de los 10 alumnos de este centro conocen "perfectamente" la comunicación de cierre de este aula unitaria y la obligación de matricular a los menores en otro centro de referencia.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del departamento que dirige Marcial Marín, después de que los 10 alumnos de Enseñanza Primaria que hay en la localidad toledana de Garciotum (169 habitantes) hayan arrancado el curso escolar en un parque municipal, a la espera de recibir de la Consejería la comunicación oficial del cierre de la escuela del municipio.

Desde la Consejería de Educación han precisado que todos los padres tienen la "obligación" de matricular a sus hijos en los centros de referencia, tal y como ha ocurrido en el resto de aulas unitarias de la región.

Y es que desde el departamento de Marín han querido lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los padres de los alumnos de Garciotum asegurándoles que tienen garantizada la educación en el centro de referencia y la gratuidad del transporte hasta el mismo.

Es más, desde la Consejería señalan que los niños de este pequeño municipio toledano solo tendrían que desplazarse cinco kilómetros y que ese transporte está incluso adjudicado a la empresa Cerezo.

SENSIBLES A LAS REIVINDICACIONES

En cuanto a las penalizaciones que podrían tener los padres de Garciotum por no matricular a sus hijos en ningún centro, desde la Consejería que dirige Marcial Marín han indicado que están incumpliendo el deber de educar a sus hijos, aunque la Consejería "no está por la labor de sancionarles, ni castigarles, sino por hablar con los padres y ser sensibles a sus reivindicaciones".

No obstante, desde el Gobierno regional han querido dejar claro que lo ocurrido tanto en Garciotum como en Cañada del Hoyo, donde los padres no han llevado a sus hijos al colegio de Carboneras en señal de protesta por el cierre de la escuela unitaria de su municipio, es algo "puntual" que afecta a una veintena de alumnos, frente a los 300.000 estudiantes castellano-manchegos que este lunes han empezado el nuevo curso escolar con total "normalidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies