El PP asegura que las Tablas de Daimiel no necesitan mociones sino agua y de manera "urgente"

Actualizado 18/09/2008 20:45:45 CET

CIUDAD REAL, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El senador del PP por Ciudad Real Sebastián García aseguró hoy que el parque nacional de las Tablas de Daimiel no necesita mociones, sino agua y de manera "urgente" dada su situación agónica con sólo 18 de sus casi 1.900 hectáreas encharcadas.

García, que ayer defendió una enmienda de sustitución a la moción socialista presentada en el Senado por la senadora socialista Cristina Maestre, que fue rechazada, agregó que esta iniciativa del PSOE en la Cámara Alta, que fue apoyada por todos los grupos, salvo el PP, que se abstuvo, era de "cara a la galería".

En su opinión, la moción ha sido una reacción del PSOE al informe de la Comisión Científica de la UNESCO, en el que se planteó la posible descatalogación del paraje como reserva de biosfera, y a declaraciones de propios responsables del Gobierno central en las que se reconocían que las cosas no se estaban haciendo del todo bien en la zona, en referencia a unas manifestaciones del secretario de Estado del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Josep Puxeu.

García, al que acompañaba el portavoz municipal del PP en Daimiel, Leopoldo Sierra, responsabilizó al Gobierno del PSOE de la situación "crítica" de las Tablas por su decisión de derogar el Plan Hidrológico Nacional (PHN) aprobado por el PP, sin presentar alternativas.

Sobre su abstención ante la moción del PSOE en el Senado, García señaló que no se podían oponer pero puntualizó que no podía apoyarla porque no había medidas concretas que salvaran las Tablas.

En este sentido, criticó que el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG), aprobado en enero sin que se haya empezado a aplicar, planteado como solución al problema, sólo contempla medidas de ahorro de agua en la agricultura, algo que, en todo caso, no servirá para recargar el acuífero 23, sobre el que se asientan las Tablas y buena parte de los humedales de La Mancha.

El portavoz municipal, por su parte, insistió en la necesidad de llevar agua de fuera de la cuenca del Guadiana a la zona y, en este sentido, recordó que es algo que ha sido solicitado en los últimos tiempos tanto por el Ayuntamiento de Daimiel como el propio Gobierno regional.

Si no hay estas aportaciones extraordinarias, según García y Sierra, no se podrá cumplir los requisitos marcados por la UNESCO en la moratoria para la descatalogación, que tendrá que será revisada en 2011 y 2015.

En este sentido, García recordó que la enmienda de sustitución del PP a la moción del PSOE en el Senado, además de un trasvase urgente, pedía al Gobierno elaborar un plan antes del 31 de diciembre con medidas concretas y su financiación asegurada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies