Rajoy suspende la segunda paga extra a funcionarios y reduce moscosos y liberados sindicales

Mariano Rajoy habla en el congreso de los Diputados
EUROPA PRESS
Actualizado 11/07/2012 12:57:19 CET

Eliminará empresas públicas, acabará con duplicidades y reducirá otro 20% las asignaciones a partidos y sindicatos, entre otras medidas

MADRID/TOLEDO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado este miércoles en el Pleno del Congreso que el Gobierno suspenderá la segunda paga extraordinaria de los funcionarios y empleados públicos, al tiempo que reducirá los 'moscosos' y ajustará el número de liberados sindicales a lo "estrictamente dispuesto en la ley".

Según ha explicado el presidente, más allá de la no reposición de efectivos salvo en sectores concretos estipulada ya en los presupuestos de este ejercicio, el Gobierno suspenderá el abono de la segunda paga extraordinaria para todo los altos cargos de la Administración central, autonómica y local. Además, ha pedido que este esfuerzo sea "compartido" por diputados y senadores.

La suspensión de la segunda paga extraordinaria solo será compensada a partir de 2015 en el caso de los funcionarios y empleados públicos mediante la "correspondiente aportación en forma de fondo de pensiones".

MENOS MOSCOSOS Y LIBERADOS SINDICALES

Junto con esta decisión, Rajoy también ha anunciado su decisión de reducir el número de días de libre disposición de los empleados públicos --los llamados 'moscosos'--, así como de ajustar el número de liberados sindicales a lo "dispuesto estrictamente en la ley". También equiparará las condiciones en situación de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores y facilitará la movilidad de los empleados públicos.

En la misma línea, se reducirá un 30% el número de concejales "por tramos de población, según la Ley Orgánica de Régimen Electoral General" de los más de 8.000 ayuntamientos del país, como medida dentro de un paquete de reforma de la administración pública que busca mayor "austeridad" y "eficiencia".

También se "homogeneizarán y publicarán" las retribuciones de los cargos municipales --alcaldes y concejales-- en función de unos baremos que se fijarán en los Presupuestos Generales del Estado y que atenderán a las características de cada municipio. Asimismo, se mejorará el control de las cuentas públicas en el ámbito local con el "fortalecimiento" de la "imparcialidad" del Interventor Municipal y de los funcionarios con habilitación de carácter nacional.

EVITAR DUPLICIDADES

La reforma de las administraciones públicas también buscará "evitar duplicidades atendiendo a la premisa de una administración, una competencia", por lo que se "solucionarán las competencias impropias de los ayuntamientos para que no presten servicios para los que no tengan la financiación necesaria".

Con el mismo objetivo, el presidente ha afirmado que se reforzará el papel de las diputaciones provinciales para que centralicen la prestación de servicios y "garanticen que los pequeños municipios reciban unos servicios públicos adecuados a precios razonables y mejor gestionados". Según Rajoy, esto generará un ahorro de unos 3.500 millones de euros.

También se acometerá una "reducción, e incluso eliminación, de empresas públicas en el ámbito local" para evitar "duplicaciones, e incluso triplicaciones" de servicios, con el consiguiente "despilfarro". Para lograr este objetivo se acometerá la segunda fase del Plan de Reestructuración del Sector Público Empresarial y Fundacional, lo que implicará también una disminución "significativa" de las empresas y fundaciones públicas.

En este sentido, Rajoy ha apelado a los gobiernos autonómicos a que tomen "sus propias decisiones" con la vista puesta en "primar la austeridad, lograr una mayor eficiencia y evitar duplicidades". "Es preciso intensificar los esfuerzos con el fin de garantizar el cumplimiento de la senda de reducción del déficit que nos hemos fijado. Para lograrlo es imprescindible el compromiso de todos, y particularmente el de las comunidades autónomas, que gestionan gran parte de los recursos públicos", ha recordado.

NUEVO RECORTE DE 600 MILLONES EN EL GASTO MINISTERIAL

Finalmente, Rajoy también ha anunciado un nuevo ajuste de 600 millones de euros en el gasto ministerial este ejercicio presupuestario mediante una reducción de todos los créditos presupuestarios destinados a subvenciones, gastos corrientes y transferencias en lo que queda de año.

Además, ha avanzado que en los presupuestos de 2013 en los que ya trabaja el Gobierno se incluirá un nuevo recorte del 20% en las subvenciones a los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones empresariales --que se suma al 20% ya recortado este año--; una "racionalización del gasto en Dependencia revisando el baremos y las prestaciones económicas" para "garantizar su sostenibilidad".

Con todas estas medidas, sumadas a la reforma fiscal para conseguir nuevos ingresos, el Gobierno pretende incrementar su recaudación en 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies