Avimon advierte de la extensión de los vuelos "antigranizo" y solicita ayuda a la Administración nacional

 

Avimon advierte de la extensión de los vuelos "antigranizo" y solicita ayuda a la Administración nacional

Actualizado 14/05/2008 19:21:58 CET

SORIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de la Asociación de Avionetas del Moncayo (Avimon), Raúl Lozano, advirtió hoy en Soria de la magnitud que han alcanzado los vuelos ilegales que desprenden yoduro de plata, que ya no sólo afectan a Castilla y León sino a otras comunidades autónomas y, ante esta situación, solicitó a la Administración central ayuda para afrontar el problema.

Este colectivo, que presentó en el aeródromo de Garray (Soria) la segunda campaña de vigilancia del espacio aéreo de la provincia para acabar con los denominados "vuelos antigranizo", llamó la atención sobre la extensión de este problema que, según sus afirmaciones, se produce en países tan lejanos como Argentina.

La presente campaña, que comenzó el pasado 10 de abril y se extenderá hasta el mes de julio, supondrá la vigilancia durante más de 100 horas de vuelo, una labor que desarrollará la empresa sevillana SAP con el objetivo de detectar la responsabilidad de estas avionetas ilegales.

Hasta el momento, informó el responsable de Avimon, no se ha detectado ningún vuelo ilegal a pesar de las numerosas tormentas y precipitaciones caídas sobre diversos puntos de la provincia, algo que puede deberse, desde su punto de vista, a que el sistema de vigilancia tiene un efecto disuasorio.

Lozano señaló que la presente campaña tiene un coste de unos 30.000 euros que serán financiados por la Diputación, las Juntas Agropecuarias Locales, entidades bancarias y empresas del sector pero, insistió, es necesario recabar más apoyos para afrontar este problema que afecta al campo soriano desde la década de los 90.

El secretario de la organización expresó su convencimiento de los efectos nocivos de las avionetas que, al desprender yoduro de plata, "un elemento altamente contaminante", disuelven las tormentas, disminuyen el nivel de pluviometría y provocan la alteración del clima.

El portavoz de Avimon, colectivo que se creó en 1993 para hacer frente a estos vuelos ilegales cuya responsabilidad se desconoce por el momento, reiteró el compromiso de la organización, a pesar de la crisis que sufrió hace unos meses y que culminó con la salida de su anterior presidente, Félix López.

En cuanto al sistema de vigilancia establecido, el responsable explicó que Avimon, al tener conocimiento de posibilidad de tormenta a través de las predicciones del Instituto Nacional de Meteorología, avisa a SAP, que ordena entonces a sus avionetas emprender vuelos de vigilancia, con base en el aeródromo de Garray, por el espacio aéreo de la provincia.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies