Municipios de Soria, La Rioja y Navarra del eje ferroviaria Soria-Castejón piden una reunión con el ministro de Fomento

Imagen de la reunión, 14-5-18
AYUNTAMIENTO DE SORIA
Publicado 14/05/2018 15:00:22CET

SORIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los municipios agrupados de la línea férrea Soria-Castejón pedirán una reunión al ministro de Fomento, en el acuerdo alcanzado durante la reunión "de urgencia" mantenida en el día de hoy en el Ayuntamiento de Soria.

En la reunión de este lunes han estado presentes los consistorios de Valdegeña, Ágreda, Matalebreras, Cervera del Río Alhama (La Rioja), Fitero (Navarra), Cintruénigo (Navarra) y Soria, además de la Diputación soriana. Los representantes de estas instituciones han acordado trasladar al Ministerio de Fomento la solicitud de una reunión para abordar la reapertura de una línea actualizada y modernizada de la vía de ferrocarril Soria-Castejón.

El alcalde de la ciudad anfitriona, Carlos Martínez, ha dado cuenta de los detalles de la reunión. Cintruénigo, que no pudo acudir a la primera cita, ha trasladado su apoyo al objetivo de esta agrupación de municipios, siempre y cuando se trate de una reapertura de un trazado actualizado, moderno y competitivo, que tendrá que tener en cuenta modificaciones en el casco urbano de la localidad navarra, ya que actualmente se han instalado colegios y otros equipamientos en la zona.

Otro punto tratado en la reunión ha sido el de fijar posiciones en cuanto al anuncio en el Boletín Oficial del Estado de la creación en Corella de un Centro de Pruebas ferroviario con una concesión de 20 a 35 años que podría crear 40 puestos de trabajo. En este sentido, Martínez, ha señalado que uno de los objetivos principales de la reunión de hoy era la de "evitar enredarse" entre localidades, ya que la "unión" de las mismas sin tener en cuenta las siglas políticas es la única opción para el desarrollo ferroviario de estas regiones despobladas.

En este sentido, los municipios han optado por respaldar y apoyar el desarrollo del proyecto de Corella, pero exigir de forma "paralela" la reapertura de la Soria-Castejón. De esta forma, se pretender evitar divisiones y evitar que la creación del proyecto de Corella pueda utilizarse por el Estado como una "excusa" para no realizar el desarrollo de la infraestructura demandada.