Supremo ratifica el archivo de la causa abierta a Leo Bassi por una parodia del Papa en Valladolid

Actualizado 15/03/2012 13:50:30 CET

Desestima el recurso de queja interpuesto por Hazte Oír y la Asociación de Abogados Cristianos

VALLADOLID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha confirmado el archivo de la querella por diversos delitos contra la libertad religiosa presentada por la Asociación de Abogados Cristianos y HazteOir.org contra el payaso Leo Bassi, con motivo de la representación en 2011 de una obra de teatro en la que, además de disfrazarse de Papa, se burlaba de las creencias religiosas simulando el acto de la consagración con preservativos que luego regalaba a los presentes.

La querella ya había sido archivada por auto de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia de Valladolid, de fecha 9 de junio de 2011, por no ser los hechos constitutivos de ilícito penal alguno, si bien la parte recurrente anunció entonces la preparación de un recurso de casación ante el Supremo que le fue denegado por la sala vallisoletana.

Contra esta última resolución, la querellante presentó recurso de queja ante el Supremo, tribunal que ahora, en virtud de un nuevo auto, ha ratificado la decisión denegatoria de la Audiencia de Valladolid, desestimando por ello la queja y confirmando en archivo de la causa, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La querella fue inicialmente admitida a trámite en marzo de 2011 por el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, en la que figuraban como querellados el rector de la Universidad vallisoletana, Marcos Sacristán, y el acto Leo Bassi por delitos contra los sentimientos religiosos, injurias y calumnias, presuntamente cometidos en octubre de 2010 cuando el segundo, con autorización del primero, protagonizó en público una parodia de Juan Pablo II y consagró preservativos que distribuyó en Paraninfo de la UVA.

La jueza, que observó indicios de delito--en el caso del actor en grado de complicidad--, decretó entonces la apertura de diligencias y ordenó a la policía judicial que averiguase el domicilio de Leo Bassi.

Presentada por la Asociación de Abogados Cristianos y HazteOir.org, la querella citaba como testigos a profesores y alumnos que previamente alertaron al rectorado de que en el espectáculo "podrían cometerse delitos perfectamente tipificados en el código penal".

Sin embargo, el rector desoyó las advertencias y autorizó el espectáculo 'Las raíces judeo-cristianas de Occidente: un fraude histórico a combatir', a sabiendas del historial de escenificaciones de este actor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies