El 78% de las mujeres encarceladas son madres y tienen una tasa de natalidad superior

J.Lanaspa (Fund.Caixa) A.Calderó (S.Penits.) J.J.Naveira (Cicac) E.Zapater (UAB)
CICAC/MIQUELCOLLMOLAS
Publicado 19/03/2018 19:09:09CET

Más del 80% de mujeres en prisión en España han sufrido violencia antes de delinquir

BARCELONA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más del 78% de las mujeres encarceladas en Catalunya son madres y el colectivo presenta una elevada tasa de natalidad respecto a las personas en libertad, según concluye el informe 'La ejecución de la pena de prisión. Peculiaridades de la ejecución penal femenina" de la profesora de Derecho Procesal de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Carmen Navarro.

El informe, presentado este lunes por el Observatori Social i Econòmic de la Justícia, la Cátedra de la UAB y el Consell de l'Advocacia Catalana (Cicac), constata que las mujeres representan el 6,82% de la población reclusa y el 71% de ellas cumplen condena por delitos contra la salud pública y patrimonio (robos).

Las mujeres se reparten en cinco centros penitenciarios catalanes: Puig de les Basses (Figueres), Mas d'Enric (Tarragona), Brians 1 Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), Dones Barcelona y Ponent (Lleida), y según el estudio muchos centros no disponen de instalaciones adecuadas para las mujeres ya que, al ser un colectivo tan pequeño dentro del conjunto de presos, "son invisibles".

El estudio destaca que más del 80% de mujeres en prisión en España han sufrido violencia antes de cometer delitos, el 68% han sido víctimas de violencia sexual, el 59% sufrieron violencia familiar y un 25% fue víctima de abusos cuando era menor.

Respecto al elevado porcentaje de madres, el informe afirma que la Administración debería posibilitar un "adecuado contacto" de las personas privadas de libertad con sus hijos mientras cumplen condena y propone buscar alternativas a la prisión a mujeres que tienen hijos a cargo.

PISOS TUTELADOS

Pide que se tenga en cuenta el "interés superior del menor" y potenciar la estancia de las mujeres con sus hijos en pisos tutelados para que los menores crezcan cerca de sus progenitores pero alejados de la prisión.

También valoran que los 'vis a vis' son poco adecuados para los niños y que el ambiente que hay en los locutorios para comunicaciones no son idóneos porque son espacios poco preparados para recibirles.

El informe considera que hay que tener en cuenta que los menores son víctimas inocentes y que sus derechos han de prevalecer "por encima del derecho de la sociedad de imponer un castigo a quien infrinja el derecho penal".

En la rueda de prensa de presentación del informe, el presidente del Cicac, Julio J.Naveira, ha constatado que los centros penitenciarios están pensados para hombres pero no para la mayoría de la población reclusa femenina "y mucho menos para sus hijos".

Por eso, ha pedido a la Administración de Justicia adaptarse a las necesidades de sus mujeres que "beneficien a sus hijos y no los conviertan en víctimas del sistema".

La decana de la Facultad de Derecho de la UAB, Esther Zapater, ha lamentado que el sistema de justicia penal no tiene en cuenta la perspectiva de género porque las mujeres necesitan un entorno diferentes a los hombres, y ha destacado que las mujeres encarceladas continúan asumiendo la responsabilidad del cuidado de sus hijos y que la administración debería "dar respuesta a esta necesidad".