La Fundación española de la tartamudez pide tratamientos a la Seguridad Social

Actualizado 20/10/2010 17:53:00 CET

La tartamudez afecta a cuatro hombres por cada mujer

LLEIDA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación española de la tartamudez ha iniciado gestiones con el Ministerio de Sanidad y con las comunidades autónomas para plantear que los tartamudos reciban tratamientos de especialistas como psicólogos o logopedas en la Seguridad Social.

En declaraciones a Europa Press, el patrono de la fundación por Catalunya, Josep Sansalvador, ha afirmado este miércoles que, "entre las principales cosas que intenta la asociación, la más importante es que todo lo relacionado con la tartamudez se incluya en la cartera de los servicios de la Seguridad Social".

"Para la Seguridad Social no existimos. Los logopedas nos los tenemos que pagar de nuestro bolsillo y cuestan entre 50 y 70 euros por sesión", ha recalcado. Según sus datos, algunos miembros de la fundación de Barcelona sí reciben tratamiento en la Seguridad Social.

Sansalvador participa este jueves en una conferencia sobre la tartamudez en el auditorio de la Universitat de Lleida (UdL) junto al presidente de la fundación, Adolfo Sánchez y un estudiante miembro del grupo de autoayuda de Lleida, Marc Pomar, para hablar sobre la tartamudez y explicar cómo quieren que se les trate.

"Hay que evitar hacer comentarios del tipo: no te pongas nervioso, respira profundo o relájate. Todos estos comentarios, en lugar de ayudar hacen que la situación sea más tensa", ha explicado Sansalvador, que se ha mostrado satisfecho de la terapia que hizo hace cinco años en Granada, que comenzó por una semana en silencio para aprender a hablar desde cero.

Para el patrono por Catalunya de la Fundación lo más grave es que a muchas personas se les queda "media sonrisa en la boca" cuando intentan hablar y no pueden hacerlo.

"Generalmente, a los que tartamudeamos se nos ha relacionado siempre con el típico chiste fácil, con la persona gangosa, entre comillas con el tonto del pueblo cuando está demostrado que todas las personas tartamudas tienen un coeficiente intelectual superior a la media", ha afirmado.

Desde su trabajo en el archivo Gavín, del Monasterio de Les Avellanes, en Os de Balaguer (Lleida), Sansalvador ha explicado que la asociación pide siempre a la gente que deje a quien tartamudea tiempo para hablar.

"Que la gente no ayude a la persona completándole la palabra o completándole la frase, se suele hacer también", ha asegurado. Ha explicado que cuando lo hacen se siente evaluados cada vez que van a hablar y cuando les acaban la frase normalmente no la aciertan.

800.000 CASOS EN ESPAÑA

Este viernes se celebra el día internacional del conocimiento de la tartamudez, un problema que afecta más a los hombres que a las mujeres a una proporción de cuatro hombres por cada mujer.

Con motivo del día internacional la fundación ha organizado en Lleida la conferencia para hablar de la tartamudez, que afecta según sus datos a 800.000 personas en España. Sansalvador ha asegurado que hay muchas incógnitas sobre este problema del que se ha estudiado poco de la que se dice que puede ser hereditaria, puede ser fisiológica, puede ser social incluso.

"Mucha gente tartamudea debido a un trauma de crío, a un susto, a una experiencia traumática, a un cambio de casa, a un cambio de colegio o incluso a unos padres muy autoritarios con los que el niño haya cogido miedo", ha aseverado.