Gómez Bermúdez: el yihadismo es un terrorismo 'low cost' fácil de mantener

El juez Javier Gómez Bermúdez (Archivo)
Europa Press
Publicado 08/07/2015 11:34:26CET

Cifra en 150 euros el coste de un atentado suicida con explosivos

BARCELONA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de enlace con Francia Javier Gómer Bermúdez ha afirmado este miércoles que el yihadismo es un terrorismo 'low cost' que no requiere de grandes planificaciones ya que no tiene objetivos muy concretos ni prevé la huida de los autores, y mantener su estructura "es muy barato".

En una conferencia sobre financiación del terrorismo en el curso de verano 'Financiación de partidos y campañas. Otras financiaciones tóxicas', el que fue magistrado de los atentados del 11M ha constatado "un auténtico problema" por su bajo coste y por las formas de financiación, porque son pequeñas aportaciones a través de las limosnas obligatorias de fieles y resultan difíciles de rastrear.

Así, ve dos dificultades claras para combatir la financiación: que los fondos se mueven por numerosos países, "donde no hay efectivo control del movimiento de capitales ni prevención de blanqueo", y que son cantidades muy fraccionadas difíciles de rastrear.

De hecho, el terrorismo individual conocido como el de los 'lobos solitarios' no tiene coste, ya que se autofinancia con escasos fondos aportados por el propio terrorista.

Ha puesto de ejemplo que en 2001 Al Qaeda, una red de 3.000 personas en Afganistán y Pakistán, se financiaba con 40 millones de euros, una "cantidad muy pequeña de dinero para la población de referencia", mientras que el mismo año ETA se financiaba con seis millones.

Antes, los atentados terroristas de organizaciones más clásicas se tenían que organizar muy bien para garantizar la huida de sus miembros, algo que ahora ya no es imprescindible, además de que hoy los yihadistas no tienen objetivos claros, pueden atacar "en cualquier sitio".

Gómez Bermúdez asegura que el coste de un atentado suicida con explosivos se limita a 150 euros, aunque hay que sumar los 15.000 euros que recibe la familia, que tiene el sentimiento de "martirio" porque su allegado se ha sacrificado para hacerles millonarios.

LIMOSNA OBLIGATORIA

La financiación de este terrorismo se basa en otra característica: aprovecha que en el Islam la limosna es obligatoria para todo buen musulmán, y la existencia de organizaciones religiosas que desvían estos fondos: "Es un pilar caritativo, solidario, que se desvía".

También se beneficia de los métodos tradicionales de transmisión de dinero, que se hacen fuera de los cauces ordinarios y que no deja rastro y es "aún más opaco".

Además, ha valorado que hay Estados que financian el terrorismo --aunque ha evitado citarlos-- y que los terroristas individuales se nutren cada vez más de actividades delictivas de la pequeña delincuencia, como el tráfico de drogas y los robos.

DESVÍO DE AYUDAS HUMANITARIAS

Ha asegurado que hay casos, como el de Palestina, donde parte de la ayuda humanitaria que envían terceros países y ONG se desvían para financiar al terrorismo sin que los donantes lo sepan.

Para el juez, la mejor forma de combatir la financiación del terrorismo es prevenir el blanqueo de capitales: "Si prevenimos el blanqueo prevenimos el terrorismo. Son dos caras de la misma moneda".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies