Seat admite que tiene "muy difícil" volver a beneficios este año

Francisco Javier García Sanz
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 14:02:34 CET

WOLFSBURG (ALEMANIA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La marca automovilística Seat, propiedad del consorcio alemán Volkswagen, tiene "muy difícil" cumplir con su objetivo, recogido en el plan estratégico de la compañía, de abandonar los 'números rojos' y volver a la rentabilidad durante el presente ejercicio, según el presidente del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz.

García Sanz, que ha hecho estas declaraciones en el marco de la conferencia anual de resultados de Volkswagen, ha indicado que la evolución de la corporación con sede en Martorell (Barcelona) está ligada a la de los mercados, especialmente los del Sur de Europa, como España, Francia o Italia, que está siendo muy negativa.

El también vicepresidente de Compras del consorcio alemán ha destacado que el plan estratégico de la filial española contemplaba recuperar el 'breakeven' en 2013 con unos mercados más altos, en comparación con los niveles actuales y ha señalado que Seat "lo tiene complicado" para lograr esta meta.

Sin embargo, ha subrayado que el equipo de la compañía lo está haciendo "muy bien" para mejorar los resultados económicos, puesto que ha logrado dividir por cuatro las pérdidas de Seat en los últimos años y ha afirmado que cuenta con la confianza de su matriz.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Por otro lado, el directivo ha asegurado que la compañía se introdujo el pasado año en el mercado chino, donde comercializó 2.200 unidades, y está analizando la viabilidad comercial en este país, donde también están estudiando la posibilidad de producir en el futuro, en el caso de que observen una demanda para sus automóviles.

No obstante, antes de entrar en otros mercados, García Sanz ha destacado que la empresa se tiene que consolidar en Europa, donde, en su opinión, todavía hay mercados por descubrir. Además, ha puesto de manifiesto el buen momento experimentado en México y en Alemania.

La marca española vendió 321.000 automóviles en todo el mundo en 2012, un 8,3% menos. De este total, 296.200 unidades se matricularon en Alemania, un 10,2% menos, mientras que 21.100 unidades se comercializaron en Norteamérica, un 16,5% más.

Además, las entregas en Sudamérica cayeron un 29,2%, hasta 1.500 unidades y en Asia-Pacífico matriculó 2.200 coches en el conjunto del pasado ejercicio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies