El descubridor de la señal 'Wow' la vincula a una FRB y no a un cometa

 

El descubridor de la señal 'Wow' la vincula a una FRB y no a un cometa

Contador
Señal WoW
BIG EAR RADIO OBSERVATORY AND NORTH AMERICAN ASTRO
Actualizado 14/06/2017 10:31:18 CET

   MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Jerry Ehman, el astrónomo que descubrió en 1977 la misteriosa señal 'Wow', no suscribe que su origen sea un cometa en tránsito que nadie conocía entonces, y apunta en cambio a las controvertidas FRB.

   Antonio Paris, astrónomo del Colegio de San Petersburgo en Florida, ha publicado un artículo en el Journal of the Washington Academy of Sciences diciendo que la misteriosa "señal Wow!", una señal de radio verdaderamente extraña detectada hace casi 40 años, parece coincidir con la ubicación de un cometa llamado 266P/ Christensen, que no había sido catalogado en ese momento. El cometa fue descubierto más recientemente, en 2006. Originalmente, la hipótesis de Paris era que un segundo cometa también podría ser el culpable, uno llamado P/2008 Y Gibbs.

   Explicaciones para la señal 'Wow' han variado de fenómenos naturales intermitentes, a satélites secretos del espía, e incluso a seres inteligentes de otro mundo.

   Ehman ha analizado el estudio de Paris con Robert Dixon, quien dirige el observatorio de radio en The Ohio State University. Dos grandes problemas son que la señal no se repitió, y apareció por tan poco tiempo. Ehman señaló que el telescopio Big Ear (que reveló la señala aunque fue cerrado en 1997) tenía dos "cuernos de alimentación", cada uno de los cuales proporciona un campo de visión ligeramente diferente para un radiotelescopio.

   "Deberíamos haber visto la fuente venir dos veces en unos 3 minutos: una respuesta de 72 segundos y una segunda respuesta durante 72 segundos después dentro de un minuto y medio", dijo Ehman a Live Science. "No vimos la segunda".

   La única manera que puede suceder, dijo, es si la señal fue cortada abruptamente. Un cometa no produciría ese tipo de señal, porque los gases que los rodean cubren grandes áreas difusas. Tampoco el cometa se habría escapado tan rápido del campo de visión del radiotelescopio.

   Pero Ehman no está convencido de que sean alienígenas, tampoco. Hay muchos fenómenos que muestran apariciones súbitas y desapariciones de señales de radio, incluyendo las ráfagas de radio rápidas (FRBs), que son ráfagas misteriosas de radio con orígenes astrofísicos muy debatidos que generan señales irregulares que duran sólo milisegundos. Si Big Ear captó solamente el extremo de cola de tal emisión, los datos podrían parecerse a la señal Wow!, especula Ehman.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies