El bacilo de la peste crea la resistencia a los antibióticos en la pulga que lo transmite

Actualizado 12/11/2002 17:14:46 CET

PARIS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dos científicas del Instituto Pasteur que trabajan en Francia y

en Madagascar han descubierto que la resistencia a los antibióticos

por parte de la bacteria de la peste se genera en las pulgas, el

animal que, además, constituye el vector de contagio de la

enfermedad.

Los trabajos de Elisabeth Carniel, en París, y Marie-Laure Rosso,

en Antananarivo, llevados a cabo en colaboración con Joe Hinnebusch,

del National Institute of Allergy and Infectious Diseases de Estados

unidos, son publicados en el número de noviembre de la revista

científica "Molecular Microbiology".

Estos científicos descubrieron que el bacilo de la peste

("yersinia pestis") adquiere en el estómago de la pulga los genes de

resistencia entre las bacterias que se multiplican. Estas

observaciones demuestran al mismo tiempo que la lucha contra la

aparición de nuevas cepas bacterianas resistentes a los antibióticos

va a ser muy difícil.

La situación es "tanto más preocupante cuanto esta resistencia a

los antibióticos se crea en una de las especies bacterianas más

patógenas para el hombre, y que las posibilidades de supervivencia

del enfermo están directamente ligadas a la rapidez de la aplicación

de una antibioterapia adecuada", escriben los autores de la

investigación.

La peste es una enfermedad de los roedores causada por la bacteria

"yersinia pestis". Es transmitida al hombre mediante la picadura de

pulgas infectadas, principalmente a partir de las ratas.

La peste es considerada actualmente como una enfermedad

"reemergente": en más de veinte países se declaran hoy casos de

peste, esencialmente en Africa, pero también en Asia e, incluso, en

Estados Unidos. Durante el siglo XX, el descubrimiento de

tratamientos antibióticos eficaces y el refuerzo de medidas de salud

pública redujeron enormemente la morbilidad y la mortalidad debida a

la peste, pero no lograron hacerla desaparecer.

En ausencia de tratamiento, la peste es una enfermedad grave que

puede matar muy rápidamente. Los antibióticos son eficaces si se

administran a partir de los dos primeros días.

La primera cepa de peste resistente a los antibióticos fue aislada

en 1995 en un enfermero malgache por las mismas especialistas del

Instituto Pasteur. Esva vez, Carniel y Rosso infectaron pulgas de

rata con una bacteria resistente a la estreptomicina, y luego con una

cepa de peste sensible a este antibiótico.

Al cabo de cuatro semanas de infección conjunta, 95 por ciento de

las pulgas tenían en el estómago bacilos de la peste que habían

desarrollado resistentes a la estreptomicina. Las científicas

comprobaron que la adquisición de esa resistencia se realizaba a una

velocidad vertiginosa, puesto que ya al tercer día el 30 por ciento

de los bacilos de la peste habían pasado a ser resistentes al

antibiótico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies