El desarrollo de la fiebre fortalece el sistema inmune, según estudio

Actualizado 05/11/2006 22:35:03 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El desarrollo de la fiebre fortalece el sistema inmune, según un estudio realizado en ratones por investigadores del 'Roswell Park Cancer Institute' en Buffalo (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista 'Nature Immunology'.

Los científicos muestran que elevando la temperatura interna de ratones, imitando la respuesta de fiebre a la infección, aumenta el número de células inmunes que llegan a los nódulos linfáticos donde estas células son entrenadas y dispuestas para buscar y destruir al patógeno invasor.

Los nódulos linfáticos actúan como el "cuartel general" del sistema inmune. Las células y partículas de los tejidos circundantes a los nódulos linfáticos alertan a los linfocitos, las células inmunes que entran en los nódulos a través del flujo sanguíneo ante la presencia de intrusos en el organismo.

Los científicos informan de que la fiebre actúa sobre las células llamadas "células de vénulas de endotelio alto" (HEV, según sus siglas en inglés), que funcionan como barreras de control entre las células de la sangre y los nódulos linfáticos. La fiebre hace que las HEV produzcan más CCL21, una molécula que conduce a los linfocitos hacia los nódulos linfáticos desde la sangre.

La fiebre también aumenta el número de moléculas de adhesión en la superficie de las HEV, dando lugar a una entrada más eficaz de linfocitos en los nódulos. De hecho, los nódulos linfáticos se inflaman por un aumento de las células inmunes, como la que se produce durante las paperas, lo que se reconoce como un signo de infección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies