La Humanidad se acerca a la cuarta revolución tecnológica

Contador
Redes neuronales
FLICKR
Publicado 10/10/2017 14:09:11CET

   MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Humanidad está en puertas de una cuarta revolución industrial, la neurotecnológica, protagonizada por la implementación a gran escala de la inteligencia artificial y las redes neuronales.

   Es la opinión del director adjunto del Instituto de Sistemas Cibernéticos Inteligentes de la Universidad Nacional de Investigaciones Nucleares de Rusia (MEPhI), Valentín Klímov, participante en la conferencia Neuroinformática 2017 que se celebra en Moscú.

   Según declaró este experto a sputniknews.com, la Humanidad ha vivido tres revoluciones tecnológicas principales: la agraria, la industrial y la informática.

   La revolución agraria se produjo cuando la humanidad pasaba de la caza y recolección a la agricultura. La revolución industrial conllevó la sustitución del trabajo manual por el automático. Y en la actualidad es el tiempo de las tecnologías de la información, que puede ser considerada la tercera revolución.

   "Me parece que en los próximos diez años se producirá una nueva revolución: la neurotecnológica. Debe cambiar drásticamente la vida humana. La inteligencia artificial basada en redes neuronales alcanzará la inteligencia humana en lo que se refiere a su desarrollo. Los seres humanos y los ordenadores interaccionarán como iguales y cada uno resolverá sus tareas. Será una simbiosis", opina.

   De esta forma, considera que la inteligencia artificial se ocupará del trabajo rutinario, varias operaciones matemáticas, acciones monótonas y repetidas. Y el ser humano podrá usar todo su tiempo libre para la actividad creativa.

   Estas incipientes redes neuronales no se traducirán solo serán robots. Según Klimov, se crearán también aplicaciones individuales que podrán entender al ser humano y asimilarse.

   "Por ejemplo, si el 'dueño' está triste, su neuroasistente le ofrecerá imágenes divertidas. Se creará para las personas ocupadas una aplicación tradicional para la gestión de reuniones y tareas. Gracias a las redes neuronales, una casa habitual se convertirá en una 'casa inteligente' que recibirá al dueño coordinando las acciones con su estado: si está enfermo le ofrecerá medicamentos, escogerá una música y una iluminación que corresponda a su humor, establecerá la temperatura y la humedad necesaria en la habitación. Todo eso no se realizará por indicación del ser humano (así funcionan las aplicaciones digitales), sino en base al análisis del habla, gestos, expresión del rostro, su temperatura y otros parámetros", explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies