Un calendario 'perfecto', detallado en el penúltimo Rollo de Qumrán

Fragmentos de los rollos antes de su restauración
SHAY HALEVI, ISRAEL ANTIQUITIES AUTHORITY, THE LEO
Actualizado 21/02/2018 17:41:55 CET

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Expertos bíblicos de la Universidad de Haifa han logrado descifrar y restaurar uno de los dos últimos Rollos de Qumrán que aún no se han publicado, de los 900 manuscritos descubiertos en dicho yacimiento.

   Los investigadores pasaron más de un año reconstruyendo minuciosamente más de 60 pequeñas secciones escritas en un código secreto. La recompensa por su arduo trabajo es una nueva visión del calendario único de 364 días utilizado por los miembros de la secta del desierto de Judea, incluido el descubrimiento por primera vez del nombre dado por la secta a los días especiales que marcan las transiciones entre las cuatro estaciones.

   La mayoría de los Rollos de Qumran --también conocidos como Manuscritos del Mar Muerto-- descubiertos en los años 40 y 50 del siglo XX se han restaurado y publicado hace mucho tiempo. Los pequeños fragmentos restantes, algunos de menos de un centímetro cuadrado, que permanecen sin descifrar incluyen unas 60 secciones escritas en código en pergamino.

   Un investigador anterior que examinó estas secciones afirmó que procedían de varios rollos diferentes. Sin embargo, en un artículo publicado en el Journal of Biblical Literature basado en un estudio, Eshbal Ratson y Jonathan Ben-Dov muestran que los fragmentos en realidad constituyen un solo rollo. Los investigadores ahora están dirigiendo su atención al último rollo restante que aún no se ha descifrado.

   Los miembros de la secta de Qumran, que se referían a sí mismos como la comunidad de Yahad ("Juntos"), eran un grupo fanático que vivía una vida ermitaña en el desierto y se enfrentaba a la persecución del estamento dominante de la época. Escribieron numerosos rollos, incluyendo un pequeño número escrito en código.

   Una peculiaridad importante para el presente descubrimiento es el hecho de que la secta siguió un calendario de 364 días. Según los investigadores, este calendario estuvo involucrado en uno de los debates más feroces entre diferentes grupos durante el último período del Segundo Templo.

UN CALENDARIO PERFECTO

   "El calendario lunar, que sigue el judaísmo hasta nuestros días, requiere una gran cantidad de decisiones humanas. La gente debe mirar las estrellas y la luna e informar sobre sus observaciones, y alguien debe estar facultado para decidir sobre el nuevo mes y la aplicación de los años bisiestos. Por el contrario, el calendario de 364 días fue perfecto. Debido a que este número se puede dividir en cuatro y siete, las ocasiones especiales siempre caen en el mismo día. Esto evita la necesidad de decidir, por ejemplo, qué sucede cuando una determinada ocasión cae en sábado, como sucede a menudo en el calendario lunar. El calendario de Qumran no cambia, y parece haber incorporado las creencias de los miembros de esta comunidad con respecto a la perfección y la santidad ", explican los investigadores en un comunicado.

   Como se señaló, el rollo detalla las fechas más importantes en el calendario de la secta. El pergamino describe dos ocasiones especiales que no se mencionan en la Biblia, pero que ya se conocen en el Pergamino del Templo de Qumrán: las fiestas de Nuevo Vino y el Nuevo Aceite. Estas fechas constituyeron una extensión del festival de Shavuot tal como lo conocemos hoy, que celebra el Nuevo Trigo. De acuerdo con este calendario, el festival del Nuevo Trigo cae 50 días después del primer sábado después de la Pascua; la fiesta del Vino Nuevo llega 50 días después; y después de un intervalo adicional de 50 días, se celebra el festival del Nuevo Aceite.

   Sin embargo, el rollo también proporciona algunas sorpresas. Los investigadores sabían por los rollos anteriores que los miembros de la secta celebraban la transición entre las estaciones, y agregaban un día especial para cada uno de los cuatro cambios de estación.

   Hasta ahora, sin embargo, el nombre de estos días especiales ha permanecido desconocido. El pergamino actual revela que estos días fueron referidos por la palabra Tekufah. En el hebreo de hoy, "Tekufah" se traduce en la palabra "período".

   "Este término es familiar de la literatura rabínica posterior y de los mosaicos que datan del período talmúdico, y podríamos haber supuesto que también se usaría con este significado en los rollos, pero esta es la primera vez que se revela", explican los expertos.

   El nuevo trabajo también proporciona información adicional sobre las costumbres de los autores de los rollos. Se deduce que la persona que escribió el pergamino, probablemente uno de los líderes de la secta familiar con el código secreto, olvidó mencionar varios días especiales marcados por la comunidad. En consecuencia, otro escriba se vio obligado a corregir los errores, agregando las fechas faltantes en los márgenes entre las columnas de texto.

   "El rollo está escrito en código, pero su contenido real es simple y conocido, y no había ninguna razón para ocultarlo. Esta práctica también se encuentra en muchos lugares fuera de la Tierra de Israel, donde los líderes escriben en código secreto, incluso cuando se discuten asuntos universalmente conocidos, como un reflejo de su estado. La costumbre estaba destinada a mostrar que el autor estaba familiarizado con el código, mientras que otros no. Sin embargo, este rollo muestra que el autor cometió una serie de errores", dicen.