Dromedarios esculpidos a tamaño natural aparecen en Arabia Saudita

Aspecto de uno de los dromedarios
CNRS/MADAJ, R. SCHWERDTNER
Actualizado 13/02/2018 14:50:46 CET

   MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Restos de un conjunto escultórico único de camelidos esculpidos a tamaño real en salientes rocosos, han sido descubiertos en un yacimiento arqueológico en el noroeste de Arabia Saudita.

   El hallazgo, que se data en los primeros siglos antes o después de Cristo, arroja nueva luz sobre la evolución del arte rupestre en la Península Arábiga, y ha sido publicado en la revista Antiquity por un equipo liderado por el arqueólogo del CNRS francés Guillaume Charloux.

UNA DOCENA DE RELIEVES

   Situado en la provincia de Al Jawf en el noroeste de Arabia Saudita, 'Camel Site', como se conoce al área en la que se encontraron las esculturas, fue explorado en 2016 y 2017 por un equipo de investigación franco-saudita, informa el CNRS. Las esculturas, algunas incompletas, fueron ejecutadas en tres espolones rocosos. Aunque la erosión natural ha destruido parcialmente algunas de las obras, así como cualquier rastro de herramientas, los científicos pudieron identificar una docena de relieves de profundidades variables que representan camélidos y équidos.

   Los animales esculpidos a tamaño real se representan sin arnés en un entorno natural. Una escena en particular no tiene precedentes: presenta un dromedario que se encuentra con un burro, un animal rara vez representado en el arte rupestre. Algunas de las obras son, por lo tanto, temáticamente muy distintas de las representaciones que se hallan a menudo en esta región.

   Técnicamente, también difieren de los hallazgos en otros sitios saudíes (frecuentemente grabados simples de dromedarios sin relieve) o las fachadas esculpidas de Al-Hijr. Además, ciertas esculturas de 'Camel Site' en las caras rocosas superiores demuestran habilidades técnicas indiscutibles. 'Camel Site' ahora se puede considerar una vitrina principal del arte rupestre saudí en una región especialmente propicia para el descubrimiento arqueológico.

   Su entorno desértico y su proximidad con las rutas de las caravanas sugieren que 'Camel Site', que no es una zona apta para asentamientos permanentes, era una escala en la que los viajeros podían descansar o un lugar de culto.