COMUNICADO: Una aplicación móvil para cada necesidad

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

COMUNICADO: Una aplicación móvil para cada necesidad

Freepik
FREEPIK
Actualizado 02/11/2016 10:44:27 CET

Madrid, 2 de noviembre de 2016

Los teléfonos móviles inteligentes de los españoles cuentan, de media, con unas 30 aplicaciones móviles (24 si hablamos de tabletas) con las que se pueden realizar funciones de diversa índole. Organizarlo todo en una agenda que te avisa de los eventos es la más habitual, aunque no todas satisfacen necesidades “normales”.

Algunas aplicaciones móviles pueden tener dudosa utilidad para según qué usuario, como el es caso de Broken Screen, que sirve para simular que la pantalla está rota, aunque no lo esté. En el ranking de “inutilidades”, la web Xataka recoge también Mood Scanner, capaz de predecir (de forma totalmente aleatoria, eso sí) el estado de ánimo de quien deposita su dedo pulgar en la pantalla, como si de un escáner se tratara.

Por encontrar, en la tienda de aplicaciones móviles del dispositivo también hay disponible un repelente de mosquitos, que supuestamente emite ultrasonidos imperceptibles para el oído humano, pero que ahuyentan eficazmente a estos molestos invertebrados. El problema, como ha señalado incluso la organización de consumidores OCU, es que éstos ni siquiera oyen, sino que huelen. Por lo tanto, no funcionan.

En todo caso, incluso en el caso de las supuestas “inutilidades”, queda demostrado que puedes hacer de todo con aplicaciones, ya se trate de apps de iPhone o de aplicaciones Android.

Las aplicaciones móviles innovadoras

La de desarrollador de aplicaciones móviles es una de las profesionales tecnológicas con más salidas en la actualidad. Cada día surgen nuevas opciones que pueden ser de suma utilidad según la necesidad del usuario.

Recientemente, las tiendas de aplicaciones han incorporado una que actúa como red social, Ripwall, y que tiene por objeto facilitar la comunicación del fallecimiento de un ser querido, es decir, informar sobre la hora del funeral y solicitar a otros usuarios tenerle presente en las plegarias.

Quienes tengan muy desarrollada su conciencia ciudadana a la hora de denunciar delitos, por ejemplo, pueden encontrar una opción en la app Vigilante. Invita a los usuarios a denunciar actos delictivos grabándolos en vídeo, aunque lo cierto es que esto es un arma de doble filo. Por un lado, se hace llegar al delincuente que vive en un mundo conectado en el que sus acciones no pasarán desapercibidas. Por otro, al grabar está poniendo en riesgo su propia vida.

Aquellos que estén buscando un lugar para vivir que sea capaz de responder a sus necesidades culturales, no pueden dejar de descargar la app Culturama, capaz de decidir qué ciudad es la mejor en función de las inquietudes del usuario y de sus afinidades. Además de eso, la ciudad sugerida viene acompañada de información como el contexto histórico, lo que ayudará a conocer más antes de poner un pie en la misma.

Como forma de intentar atajar el ciberacoso, por otra parte, nace la app de Infància Respon, el teléfono de atención a la infancia y a la adolescencia de la Generalitat. Se trata de una forma más de denunciar los casos de bullying a través de entornos digitales.

¿Avanza la tecnología más rápido que la sociedad?

Precisamente, proporcionar a los jóvenes las herramientas necesarias en todo los ámbitos debe centrar parte de los esfuerzos de los organismos correspondientes. Los denominados nativos digitales, que nacieron y crecieron con la existencia de una tecnología digital bastante desarrollada, tienen unos hábitos concretos que hacen incluso que su cerebro funcione de otra manera.

Los jóvenes nacidos más allá de los años 80 y 90 han crecido familiarizados con el correo electrónico, con el intercambio de información a través de las redes sociales, con las nuevas opciones de gestión en la nube o incluso con las nuevas plataformas digitales de enseñanza virtual. Están acostumbrados a trabajar de forma rápida. Son más efectivos a la hora de encontrar la información que buscan, puesto que establecen filtros para desechar el exceso de información de la red.

No es de extrañar que las personas que responden a estas características se aburran viendo la televisión convencional, por ejemplo, por lo que les parece algo lento, poco dinámico. No hablemos ya, por tanto, de clases interminables en el colegio o en el instituto donde el docente suelta su perorata o escribe pizarras enteras.

Las TIC ayudan a minimizar el fracaso escolar, proporcionando un entorno dinámico y estimulante en los centros educativos. Pero cuando el sistema educativo no es capaz de dotarse con los recursos suficientes o de formar a su propia comunidad (padres, profesores, alumnos) para que se desenvuelvan bien en ellas y las utilicen, cabe preguntarse si la tecnología avanza más rápido que la sociedad.

La eterna vuelta de tuerca

Al margen de la revolución de las apps y del debate sobre la innovación y lo preparada que está o no la sociedad para la misma, es cierto que la aplicación de la tecnología da a todo una vuelta de tuerca.

Los patinetes eléctricos dan buena cuenta de ello. El patinete clásico cuenta ya con una versión 2.0 representan una opción para usuarios que suelen moverse en un radio de unos 5 a 10 kilómetros, facilitándoles la movilidad. Se controla fácilmente a través de los cambios de posición del cuerpo, y evita la opción de recurrir al coche y a los problemas de atascos y de no encontrar aparcamientos que eso supone. Además, por supuesto, el patinete eléctrico, como las bicicletas eléctricas, es una opción respetuosa con el medio ambiente.

Ejemplo de esta vuelta de tuerca a la que hacemos alusión son también las impresoras. Imprimir desde el móvil es ya una realidad, gracias a la conexión WiFi impresora – móvil. Pero al hablar de impresora para móvil, hablamos de unos dispositivos de pequeño tamaño y poco peso que permiten imprimir imágenes de forma instantánea como si se tratara de una Polaroid.

Armarse de herramientas en la era digital, pues, pasar por descargar Play Store, o bien la versión iOS de la play store. Tenerla correctamente actualizada es también de suma importancia, además de sencillo. A través del enlace anterior se puede obtener Play Store gratis.

El consumidor tiene cada vez más opciones entre las que elegir, pero también debería ser más responsable a la hora de decantarse por una u otra, en función de sus necesidades. Más aún cuando el entorno que nos rodea está pidiendo un cambio en la manera que tenemos de producir y consumir en la actualidad.

Emisor: Promonet SL

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies