Manises ensaya una nueva terapia con nutracéticos para frenar la retinosis pigmentaria

Manises ensaya una nueva terapia con nutracéticos para la retinosis pigmentaria
GVA
Publicado 17/11/2015 17:01:32CET

   VALENCIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital de Manises de Valencia, en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria de La Fe, está ensayando una nueva terapia con nutracéticos que podría frenar la degeneración en la retina producida por la retinosis pigmentaria, primera causa mundial de ceguera de origen genético. Ambos centros están probando el compuesto en una treintena de pacientes.

   Se trata de un compuesto que contiene antioxidantes, vitaminas y nutrientes específicos, una fórmula "específicamente diseñada por los investigadores valencianos", según ha informado la Generalitat en un comunicado. "Se trata de un compuesto que aporta nutrientes y vitaminas esenciales para la retina, lo que podría retrasar su degeneración y, por lo tanto, la ceguera", ha explicado el doctor David Salom, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Manises.

   La retinosis pigmentaria es la causa de degeneración hereditaria de la retina más frecuente. En España existen unos 25.000 afectados, de los que unos 2.000 se encuentran en la Comunitat Valenciana. Esta patología se caracteriza por desarrollar inicialmente ceguera nocturna o, lo que es lo mismo, lenta capacidad para adaptarse a la oscuridad y una pérdida progresiva del campo visual hasta formar una visión "en túnel".

   A lo largo de años de evolución, la enfermedad puede generar ceguera, bien por pérdida de la agudeza visual o bien por pérdida del campo visual. "No existen tratamientos efectivos a día de hoy para curarla, por lo que nuestros esfuerzos se centran en paliar o retrasar sus efectos degenerativos", ha asegurado el doctor Salom, que lidera la investigación en el Hospital de Manises. En el estudio participan también los doctores José María Millan, Regina Rodrigo, Cristina Matínez y José Miguel Soriano, entre otros.

   En la actualidad tanto el Hospital de Manises como el ISS de La Fe ya están probando el compuesto vitamínico en una treintena de pacientes y esperan poder valorar los resultados del estudio en un año de seguimiento.

LABORATORIO DE ELECTROFISOLOGÍA OCULAR

   El Hospital de Manises es uno de los pocos centros a nivel nacional que cuenta con un laboratorio de electrofisiología ocular de última generación para la detección, investigación y tratamiento de las enfermedades raras oculares y para cuya implantación ha invertido 80.000 euros, lo que constituye el resultado del esfuerzo colaborativo y en equipo del servicio de Oftalmología y el de Neurofisiología del Hospital que cuenta con la experiencia del doctor Emilio González, reconocido experto en neurofisiología ocular.

   "En el laboratorio medimos los impulsos eléctricos de las diferentes capas de células que forman la retina y así podemos diferenciar dónde se sitúa la patología, en qué capa de la retina, y de esa manera realizar diagnósticos muy certeros", señala el doctor Salom. En concreto, los especialistas del centro hospitalario realizan "un mapa topográfico de toda la vía óptica y de las áreas de la retina que pueden estar dañadas o ser defectuosas", ha descrito el especialista.

INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES RARAS

   El laboratorio está enfocado a la patología de retina y el nervio óptico, tanto de tipo degenerativo como congénito. "Estas últimas, las congénitas, se caracterizan por tener mutaciones que afectan a diferentes capas de la retina de forma individualizada. En cada persona es diferente, específico, por lo que es importante realizar un examen muy personalizado que de otra forma no se podrían hacer", ha asegurado el jefe de Oftalmología de Manises. Es el caso de la retinosis pigmentaria, la enfermedad de best o la enfermedad de stargardt, enfermedades raras conocidas como distrofias retinianas.

   "Un diagnóstico certero y precoz permite un seguimiento inmediato y que el paciente acceda rápidamente a consejo genético, ya que existe riesgo de herencia", ha apuntado el doctor Salom. El laboratorio de electrofisiología ocular del Hospital de Manises también permite evaluar la eficacia de determinados fármacos en oftalmología.

   "Nos permite como centro hospitalario realizar o introducirnos en nuevos proyectos de investigación y ensayos clínicos, ya que los resultados obtenidos a partir de esta tecnología generan una información objetiva y detallada de la función visual", ha concluido Salom.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies