El obispo denuncia el robo del copón de la Basílica de San Pascual en Vila-real

Publicado 16/07/2017 18:11:14CET

CASTELLÓN, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, ha denunciado en un comunicado el robo de del copón con las especies eucarísticas de la Basílica de San Pascual en Vila-real, un acto de "grave profanación del Santísimo Sacramento de la Eucaristía" que ha llevado a López a pedir "que en todas las parroquias se lleven actos de desagravio y de reparación, sea con la celebración de la eucaristía o con la exposición prolongada del Santísimo Sacramento con turnos de adoración".

Los hechos ocurrieron el viernes, cuando desde el obispado descubrieron que "había sido forzada la puerta de la celda del Santo, sita en la Real Capilla, abierto el Sagrario y robado el copón con las especies eucarísticas".

Además de los actos en todas las parroquias, "para reparar este acto sacrílego" López celebrará "una Santa Misa de desagravio en la misma Basílica de San Pascual el domingo próximo a las 19 horas", a la que invita "a todos los católicos de la Diócesis de Segorbe-Castellón, sacerdotes, religiosos y laicos, acompañando a la comunidad de MM. Clarisas en este momento doloroso", ha anunciado.

La invitación está "especialmente" dirigida a los fieles católicos de Vila-real, por lo que ha pedido a las parroquias de la ciudad que suspendan las misas a esa misma hora. "Esta especial invitación la hago extensiva a los miembros de la Adoración Nocturna Española, de la Adoración Nocturna Femenina y del resto de asociaciones eucarísticas de la Diócesis", ha agregado.

El obispo ha explicado que esta "nueva profanación" se suma a la ocurrida en la Parroquia de Teresa a principios del mes de mayo y que el acto "llena de profundo dolor" a la comunidad religiosa. "Se trata de actos sacrílegos contra el mayor tesoro que tenemos los católicos: la Santísima Eucaristía", ha incidido.

"Este nuevo acto es aún más significativo por haberse realizado en la Basílica de San Pascual, Patrono de los Congresos Eucarísticos y Asociaciones Eucarísticas y de nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón", ha matizado.

"APROVECHAR PARA RENOVAR LA FE"

Casimiro López ha abogado por que "este suceso permita volver a reflexionar sobre lo que supone que el Señor se haya quedado presente entre nosotros bajo las especies eucarísticas". "Jesucristo, nuestro Señor, a pesar de todos los riesgos y peligros, mantiene su voluntad de permanecer entre nosotros; es una señal inequívoca de que los bienes que se desprenden de su presencia son infinitamente más grandes que los males que se puedan derivar", ha asegurado.

En la misma línea, ha instado "a los todos fieles católicos a aprovechar lo acontecido para renovar su fe y devoción eucarísticas". "Detrás de estos sucesos se esconde una llamada a la conversión dirigida a cada uno de nosotros. Hagamos de este agravio una oportunidad de desagravio. Que esta ofensa sea ocasión para suscitar y manifestar nuestro amor hacia Jesucristo, presente en la Eucaristía", ha reivindicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies