La pareja gay a la que un juez obligó a borrar del Registro a sus hijos de madre de alquiler valora la nueva instrucción

Actualizado 06/10/2010 23:20:51 CET

VALENCIA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El matrimonio homosexual valenciano al que un juez obligó a borrar del Registro a sus gemelos concebidos a través de una madre de alquiler en Estados Unidos ha aplaudido las nuevas instrucciones dictadas por el Ministerio de Justicia para la inscripción de niños nacidos en el extranjero de vientres de alquiler si existe resolución judicial en origen, por considerar que "ya era hora de que el Gobierno agarrara el toro por los cuernos" en este tema.

En declaraciones a Europa Press, uno de los padres ha asegurado que están "muy contentos" por la nueva instrucción dada por Justicia, a través de la Dirección General de Registros y Notariado, para registrar en España a los niños nacidos en el extranjero fruto de un contrato de gestación por sustitución, práctica más conocida como vientre de alquiler o subrogado. "Nunca es tarde si la dicha es buena", ha resaltado Jose.

No obstante, ha lamentado que ellos no podrán verse beneficiados por esas nuevas indicaciones "por estar metidos ya en la vía judicial y contar con una sentencia en contra, en la que un juez nos ha condenado a que se borre a nuestros hijos".

"Hoy por hoy, y hasta que no haya una sentencia favorable de una instancia superior, se tiene que cumplir esa sentencia", ha explicado Jose, quien ha aplaudido el avance dado a conocer este miércoles por el Ministerio aunque no evite que ellos se vean obligados a "continuar por la vía judicial" por estar ya inmersos en ese proceso.

"Nunca es tarde si la dicha es buena", ha insistido Jose, quien ha remarcado que ambos se alegran "muchísimo" por "haber causado lo que puede ser el inicio de reformas legislativas", dado que ese avance permitirá "solucionar la situación a los cerca de 100 niños que vienen detrás".

El titular del juzgado de primera instancia número 15 de Valencia decidió el pasado 17 de septiembre dejar sin efecto la inscripción realizada en el Registro Civil Consular de Los Ángeles por parte de este matrimonio homosexual valenciano, ya que la legislación española --además de que prohíbe la gestación por sustitución-- no contempla este precepto.

La pareja había presentado un escrito ante el Registro Civil Consular de Los Ángeles, en Estados Unidos, para solicitar la inscripción de nacimiento de sus hijos, nacidos en San Diego (California) en octubre de 2008 mediante el método de gestación por subrogación. Esta petición fue denegada alegando que la legislación española no reconocía la relación paterno-filial al considerar ilegal la participación de una madre de alquiler.

No obstante, la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia emitió una resolución, con fecha de 18 de febrero de 2009, en la que argumentaba para aprobar esta inscripción que la certificación registral extranjera constituye una decisión adoptada por las autoridades extranjeras y en cuya virtud se constata el nacimiento y la filiación del nacido, por lo que entendía que se trataba de un caso de "validez extraterritorial de decisiones extranjeras en España".

Así, el matrimonio de homosexuales valencianos consiguió el pasado año que la Dirección General de los Registros y del Notariado ordenase la inscripción en el Registro Civil de sus dos hijos nacidos en EEUU de una madre de alquiler.

Frente a esta decisión, la Fiscalía de Valencia inició un contencioso con el objetivo de que se anulase la inscripción en el Registro Civil de los menores en base a la legislación española, que sólo permite que uno de los dos miembros de la pareja homosexual figure como padre biológico y el otro como padre adoptivo.

En septiembre, se celebró un juicio en Valencia por este asunto y el juez determinó que la pareja no podía figurar en el Registro como padres de sus gemelos nacidos de madre de alquiler, una decisión que ya se encuentra recurrida por el matrimonio homosexual valenciano.