Goya 2018: Reivindicaciones feministas en una alfombra con predominio del negro

Nora Navas, vicepresidenta de la Academia de Cine
EUROPA PRESS
Actualizado 12/02/2018 18:19:29 CET

Junta directiva de la Academia, Isabel Coixet, Carla Simón, Penelope Cruz y Bibiana Fernández, reivindican #MÁSMUJERES con el abanico rojo

   MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS)

Los invitados a la 32 ceremonia de los Premios Goya 2018 comenzaron a llegar a la alfombra roja hacia las 18.30 horas y se empezaron a escuchar las primeras reivindicaciones feministas.

Este año muchas de las actrices y cineastas se han decantado por el negro en su indumentaria, aunque se había anunciado ninguna acción parecida a la que los movimientos estadounidenses Times Up y Mee Too llevaron a cabo en los Globos de Oro, en el que las intérpretes usaron este color para denunciar los casos de abusos sexuales.

Entre las mujeres de negro, se encontraba la vicepresidenta de la Academia de Cine, Nora Navas, que ha aclarado no usarlo en modo reivindicativo. Navas ha aventurado una gala "divertida y amena" en la que las reivindicaciones feministas "no se van a comer la ceremonia".

Sin embargo, la acción anunciada por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), que tiene previsto repartir 1.800 abanicos con el lema #MASMUJERES, se ha hecho esperar en la alfombra roja.

LOS ABANICOS SE HICIERON ESPERAR

La primeras en portarlo, y vestidas de negro, han sido las dos directoras cuyas cintas están nominadas a Mejor Película, Isabel Coixet y Carla Simón. Coixet llevaba, además, una pulsera con las letras + Mujeres y un bolso que pone 'Women of the world, unite'. Penélope Cruz, de Blanco, y Bibiana Fernández, de negro, también se ha paseado con el abanico. A ellas, La Junta Directiva de la Academia de Cine también ha posado con los abanicos.

En todo caso, Coixet ha precisado que no cree que la gala tenga que ser reivindicativa, porque los discursos feministas deben darse en otro nivel. Para la gala, espera "reírse muchísimo" con Reyes y Sevilla y, aunque no se ve favorita, ha reconocido que le "dolería" si se fuera de vacío. Carla Simón ha afirmado que hay que "incentivar a las mujeres a escribir, dirigir y producir" para que cada vez haya más referentes. A su juicio, son importantes las "cuotas" para que cada vez haya "más paridad".

Por su parte, la actriz y cineasta Leticia Dolera ha denunciado que "claro que hay casos de acoso" en el cine español, aunque no sean "tan potentes como Harvey Weinstein". "La sociedad es machista y lo estamos descubriendo. Estas reivindicaciones están dando frutos", ha apuntado.

En esta línea, Marisa Paredes, que recibirá el Goya de Honor, ha aparecido en la alfombra roja vestida de negro porque, según ha indicado, le gusta ese color y también es reivindicativo, en línea con las compañeras estadounidenses durante los Globos de Oro. "Tiene las dos funciones", ha dicho.

Asimismo, Adelfa Calvo, nominada a actriz de reparto, ha apuntado que, en caso de salir elegida también reivindicará la situación de la mujer.

BAYONA REIVINDICA EL CINE HECHO EN BARCELONA

Por su parte, el director Juan Antonio Bayona ha declarado que "si existe una reivindicación es porque hay un problema". Bayona, de origen catalán, ha señalado además que el hecho de que haya películas catalanas nominadas a los Goya, como por ejemplo 'Verano 1993' es "una cosa normal". "Hay mucho cine que se produce en Barcelona", ha agregado.

Por otro lado, Arturo Valls ha señalado que no cree que sea una noche para reivindicar, mientras que el cantante Leiva, nominado a Mejor Canción Original por 'La llamada' ha manifestado que es "absolutamente feminista".

Sobre las reivindicaciones feministas en la gala, Rodrigo Sorogoyen, nominado a mejor cortometraje de ficción, ha señalado que, "si hay algo que se tiene que reivindicar" que "se haga".

Los presentadores de la gala, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, que han aparecido sin abanicos porque "aún no se los han entregado", han destacado que este año la mujer tiene "protagonismo, por desgracia". En este sentido, Reyes ha lamentado los estereotipos en torno a las actrices, tales como roles que giran en torno al hombre o papeles siempre menores de los 30 años. Por su parte, Ernesto Sevilla ha subrayado que, para él, "la mujer y el feminismo no son ninguna moda ni ningún carro".

UNA GALA PARA DIVERTIRSE

Además, Reyes ha reconocido que "saben" que es una gala "muy criticada" y "mirada" pero que, tanto él como su compañero de ceremonias, no van "a entrar en las críticas" y van a "hacer su trabajo divirtiéndose".

A su llegada a la gala, Paco León, que entrega el primer Goya de la noche y que podría dárselo a su hijastro, Eloy Costa, nominado a Actor Revelación en 'Pieles', se ha sumado a las reivindicaciones feministas realizadas por varios de los invitados. "Espero una gala descarada, surrealista e irreverente y también un poquito política. Las reivindicaciones son un coñazo e incómodas, pero en el caso del feminismo son necesarias. Empujando se mueven las cosas", ha dicho.

La actriz Marta Etura se ha pronunciado también sobre la "necesidad" de que haya "más personajes femeninos" en el mundo del cine". Sin embargo, Etura ha reivindicado que esto, "es un trabajo que hay que ir haciéndolo cada día, no porque se lleve abanicos rojos" y ha asegurado que ella "siempre" procura "hacer papeles de mujeres creíbles".

Por otro lado, Mabel Lozano ha asegurado estar "feliz" pues la categoría a la que está nominada, mejor corto documental, es la "única" en la que hay una "paridad" que, a su juicio, es "necesaria" en la gala de esta noche. "Si no hay referentes de mujeres en las nominaciones y categorías, luego no saldrán mujeres directoras", ha subrayado.

JULITA Y LA DIVERSIDAD

A su paso por la alfombra roja, Julita Salmerón, protagonista de 'Muchos hijos, un mono y un castillo' nominada a mejor película documental, ha reconocido que "no cree" que ganen el Goya pero que "le da igual". "Es el fenómeno del año, la gente nos admira y nos quiere. Eso es lo importante", ha añadido.

Por su parte, Gustavo Salmerón ha afirmado que su madre es "un peligro" porque si gana "va a improvisar, siempre lo hace", ha adelantado. Asimismo, ha asegurado que se considera un "afortunado" por "vivir este momento con ella" que, en su opinión, "tiene más valor que ganar un Goya".

El actor y cineasta Eduardo Casanova, director de 'Pieles', ha celebrado que este sea el año de la "diversidad". Paco Plaza, director de la nominada 'Verónica', ha señalado que la diversidad de esta edición "obedece a una regeneración de la Academia", que ha hecho un "esfuerzo" por integrar a "miembros jóvenes". En cuanto a las reivindicaciones feministas, ha señalado que está bien que se empiece a tomar conciencia porque el 93 por ciento de las películas están dirigidas por hombres, algo que considera "bochornoso".

Bruna Cusí, actriz nominada por 'Verano 1993', ha asegurado que le gustaría que ganase sobre todo la directora de la cinta, Carla Simón, porque "se lo merece muchisímo".

Santiago Alverú, protagonista de 'Selfie' y nominado a Mejor Actor Revelación por este papel, ha destacado lo "valiente" que ha sido el director de esta cinta al hablar de España y ha destacado ese espíritu en el resto de los cineastas españoles mientras "los políticos no hacen caso".

Una de las curiosidades de esta edición es que algunos periodistas que entrevistaban a los invitados en la alfombra van ataviados con los trajes de Ernesto Altillo de su proyecto 'La mujer que llevo fuera', como una reivindicación feminista que en esta ocasión el artista ha querido centrar en la prensa.

Entre los detalles que se han revelado pocas horas antes del comienzo de la ceremonia está el crespón negro que ocupa el asiento del recién fallecido Reyes Abades. Ganó durante su carrera nueve premios Goya y estaba doblemente nominado en la edición de este año por 'Oro' y 'Zona hostil'.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Dos Colegas Al Rescate
Dos Colegas Al Rescate