El guitarrista de The Clash monta un museo

www.theclashonline.com
Actualizado 21/03/2009 10:59:55 CET

LONDRES, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Mick Jones, el que fuera guitarra de los británicos The Clash, ha decidido emplear todo el material que recopiló a lo largo de sus años con esta formación así como con Big Audio Dynamite y Carbon Silicon para montar un impresionante museo del rock and roll en Chelsea, Londres, alimentado con revistas, vídeos, juguetes o discos.

Jones fue uno de los fundadores de The Clash a mediados de los 70, formación en la que tocó la guitarra, cantó y compuso parte de las canciones hasta su expulsicón en 1983, tras la salida anterior del batería Nicky Headon. Se dice que sus continuos retrasos y su falta de puntualidad llevaron al resto de mimebros del grupo de punk-rock a decidir su expulsión.

Tras su salida de The Clash, Mick Jones formó Big Audio Dynamite y muy posteriormente, ya en 2002, Carbon Silicon. A lo largo de sus años en diferentes bandas, Jones, de 53 años y que ha sido productor de The Libertines, ha ido coleccionando todo tipo de objetos relacionados con la música y la cultura del momento.

Su colección incluye libros, revistas, vídeos, trajes que subieron al escenario, instrumentos, billetes de avión, grabaciones, amplificadores, posters o manuscritos con las canciones originales de The Clash, entre otras muchas cosas, por lo que Jones ha decidido darle salida a todo ese material y montar una suerte de casa-museo.

"Desde que llegó el milenio he tenido una misión. El mundo no se acabó, así que pensé que era el momento de compartir la colección con otros. Por un lado, es una forma de descubrir si todo este material del siglo XX quiere decir algo en el nuevo siglo", señala Jones en declaraciones a 'Music Radar' recogidas por Europa Press.

La colección incluye cassetes de David Bowie o un disco de oro de The Clash por su álbum debut, que, según cuenta Jones, cuando se lo entregaron quisieron salir de dudas sobre si podía escucharse. "Lo pusimos y era un álbum de Abba. La discográfica simplemente lo pintó de dorado, puso una etiqueta encima y lo recicló", explica el guitarrista.