Porta: "El trap me gusta incluso menos que el reggaetón"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

CELEBRA 10 AÑOS DE MÚSICA

Porta: "El trap me gusta incluso menos que el reggaetón"

PORTA
PORTA
Actualizado 21/10/2016 10:41:49 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Porta está de vuelta. Y también está camino de cumplir los treinta. Pero antes de que llegue a ese momento vital crucial, ya puede celebrar el décimo aniversario de su andadura musical. Y eso es precisamente lo que ocurre este viernes con el lanzamiento de Equilibrio, su nuevo disco, que ve la luz en digital y simultáneamente en formato físico en España, Argentina y México.

"Siempre he peleado por estar mucho en Latinoamérica porque desde 2009 estoy funcionando muy bien allí y tengo muchos fans. Que llegue a Argentina y México en formato físico es como un regalo, porque en digital estará disponible en todo el mundo", explica a Europa Press el rapero barcelonés de 28 años, cuyo nombre legal es Christian Jiménez Bundó.

Sea en el formato que sea, estamos ante un trabajo doble con 26 canciones, con trece composiciones nuevas y trece con sorpresa: "Han pasado diez años desde mis primeras maquetas y quería algo especial. Así, Equilibrio tiene una mitad de temas inéditos y otra mitad con viejas canciones remezcladas y repensadas desde mi momento actual".

De esta manera, junto a novedades como Imperfecto o Realidad virtual, encontramos versiones de grandes éxitos como Dragon Ball Rap o No hay truco, revisitadas desde la madurez encontrada con los años. "A unos les gustará y a otros no, porque aquí entra el factor nostalgia, pero lo bueno es que ahora tienen dos versiones diferentes para elegir", plantea entre risas.

"Además, los nuevos remixes no están hechos como hace la mayoría, mejorando un poco el sonido, la instrumentación y la mezcla, sino repensando todo y reflejando estos diez años", resalta, para luego agregar: "A todos los niveles, las versiones actuales les dan 10.000 patadas a las de 2006. Que no digo que estuvieran mal, pero utilizo ahora todo lo que he aprendido".

Tras confesar que fue "muy divertido" volver a escuchar sus viejos temas, algo que no hace casi nunca, Porta defiende que ha cambiado porque las personas, lógicamente, crecen y evolucionan. Y este camino a él le ha llevado a abrirse más allá del "hip hop de los noventa y de los 2.000" para adentrarse en una "etapa un poco más juguetona, de experimentar y probar".

"NO HAY QUE QUEDARSE ESTANCADO"

"No hay que quedarse estancado y ahora estoy abriéndome a probar nuevos sonidos. Manteniendo lo que soy, un tío claro y sincero, sin pelos en la lengua, sin miedo a opinar y a decir lo que pienso. Siempre he ido evolucionando, pero ahora más. Creo que eso es vital para la maduración de un artista y de una persona tener nuevas inquietudes", reflexiona.

En este punto vital, no es casualidad que el álbum se titule Equilibrio, puesto que el barcelonés asegura sentirse perfectamente definido por esa palabra "después de todos estos años". "Siempre ha habido una rivalidad entre Christian y Porta, entre la persona y el personaje, pero ahora me quedo con lo bueno de ambos y no discuto por nimiedades", subraya.

Y añade: "Conmigo nunca ha habido un término medio, o me aman o me odian. Eso con los años se ha calmado un poco y está todo más equilibrado y ya hay gente que valora lo que estoy haciendo ahora. Estoy en un momento muy bueno a nivel artístico y también en mi vida personal".

Esta etapa dulce explicaría, en parte, algunas letras centradas en el amor en todas sus vertientes, con romanticismo, con sensualidad y también con dolor, algo que Porta defiende afirmando que "el amor es una de las fuerzas más poderosas del mundo y por eso no entiende de etiquetas".

No faltan tampoco temáticas sobre autoafirmación, declaraciones de intenciones, críticas al "postureo" y las falsas apariencias, así como divertidos ejercicios de letras dedicadas a su otra gran pasión junto a la música, los videojuegos. "Me atrevería a decir que los videojuegos son más pasión que la música", confiesa.

La guinda a Equilibrio la ponen las colaboraciones, tan habituales en el universo del hip hop, que en el caso de Porta son "todas por una cuestión de amistad y afinidad". Así, en los nuevos temas aparecen aportaciones de Piter-G, Zarcort Kairo, H0lynaight, Shinoflow (Carlos Sadness), Negroman y Soma, mientras que en los antiguos regrabados están ZPU, Isusko, SBRV y Asyd.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

NO AL TRAP, NO AL REGGAETÓN

Hay incluso espacio para críticar a otros géneros musicales con los que Porta no se siente para nada identificado: "La canción T-Rex va sobre una música que no me gusta nada, va en contra del trap, que me gusta incluso menos que el reggaetón. Lo digo abiertamente, a mi el trap y el reggaetón no me gustan, y si no me gustan no entiendo por qué tengo que decir que sí".

"Respeto a quien le gusta", concede, para luego apuntar que sabe que es un tema por el que se le dará "caña", porque es lo que paa cuando es "claro" y dice lo que piensa. En cualquier caso, añade que esa canción tiene un "punto muy sarcástico y está hecha con humor, pero termina admitiendo que mientras la escribía ya pensaba que se estaba "metiendo en otro fregado".

"Pero no voy a dejar de hacerlo porque me vaya a traer problemas", zanja antes de que la conversación deriva hacia otra composición, Bruce Wayne, dirigida a toda la gente que le ha "dedicado canciones con críticas" hacia su persona. "Es como si yo fuera Batman, pero no necesito decirlo", remacha.

"En 2006 hubiera hecho un tema mencionando a todos y respondiendo, pero en 2016 actúo con elegancia y con indiferencia. Soy partidario de cómo se dice que es el hip hop, con libertad de expresión y respeto. Pero de eso no hay nada hoy en día. Me encantaría que estuviéramos unidos y nos apoyáramos, pero se ha empezado con esto de los 'beefs' y no me gusta por donde ha ido", explica.

Y para terminar con este asunto, apostilla: "Por eso vivo muy al margen de lo que es el rap, porque no me representa en lo que se ha convertido. Yo soy un tío que no busca problemas. No me he metido nunca con nadie que no lo haya hecho conmigo antes. A la gente le gusta la prensa rosa, está pendiente de lo que unos dicen de otros, pero yo hago música, esto es lo mío".

Previa YoutubeCargando el vídeo....

PRESENTACIÓN DEL ÁLBUM

Con el disco ya en la calle desde hace apenas unas horas, lo que toca ahora es presentarlo todo lo posible (por ejemplo en firmas como la de Fnac Triangle de Barcelona el 27 de octubre) en su regreso a la carretera. "En marzo hay ya bastantes fechas por Latinoamérica y después España, que hace mucho tiempo ya y los fans se lo merecen", adelanta, para después agregar que también visitará Amsterdam, seguramente Inglaterra. "Otro objetivo es ir a Japón", desvela ilusionado.

Y avanza a este respecto: "Habrá más sorpresas por este décimo aniversario. Quiero trabajar y no cerrarme puertas. En 2008 era más cerrado, me cerré muchísimas puertas por mi actitud rapera y por querer gustarle a los raperos. Pero estoy orgulloso de mis errores y mis aciertos, no me arrepiento de nada porque he llegado a lo que soy gracias a eso".

Por último, Porta lamenta que la cultura urbana no tenga espacio en los grandes medios, que directamente les "vetan" y les "tachan de agresivos". "Pero en realidad hay mucho mensaje. Entiendo ciertas cosas, pero hay que seleccionar y dar una oportunidad al mucho talento que hay", plantea, para luego remarcar que él va a "seguir luchando con su música" y remachar en tono de broma: "Además, algún día dominaremos el mundo desde las redes sociales".

"Hay muchos talentos en el rap que nunca van a tener la oportunidad de vivir de la música porque hay otros géneros a los que sí se lo permiten aunque tengan mucho menos contenido. Ahí está el reggaetón como ejemplo, que es mucho más soez que el rap", sentencia el rapero barcelonés desde su bien trabajado actual momento de perfecto equilibrio.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies